h1

Reflexiones en la magistratura constitucional

29 julio, 2010

 

Estimados amigos:

Las reflexiones contenidas en los diversos ensayos que conforman este blog apuntan a poner de relieve el contraste marcado que diferencia al juez del siglo XXI de aquel que en su momento perfiló Montesquieu en el siglo XVIII.

Las diferencias resultan notorias y contextualmente marcadas en la medida que el Juez de la entonces novísima Revolución Francesa, estaba impedido de interpretar la ley y debía ceñirse al  rol de aplicador.  Más aún, si el juez de la Revolución apreciaba un conflicto en la mera aplicación de la ley, debía ceñirse al procedimiento denominado “referé legislativo”,  el cual consistía en la necesaria y obligatoria remisión del expediente al legislador a fin de que, planteado el conflicto de aplicación entre normas y hechos, fuera el mismo creador de la norma-regla, esto es el legislador, quien definiera la precisa solución del conflicto jurídico. El juez de entonces se arriesgaba incluso a sufrir pena de prisión si excedía de alguna forma el rol de aplicador. Sin embargo, desde los mismos esbozos de la Revolución y sus escenarios posteriores, ya existía la percepción de que el juez no podía decirlo todo en la solución de las controversias jurídicas.  Cambaceres ya se persuadía de esta realidad y de la imposibilidad de “decirlo todo” y postulaba que había necesidad de aplicar una interpretación más amplia.

En este siglo XXI, en el cual hablamos marcadamente del juez constitucional y del Estado Democrático y Social de Derecho, perfilando entre líneas la existencia de un Estado neoconstitucional, el rol del juez resulta sustantivamente distinto.  Hoy  el Derecho es una ciencia y el juez defiende los derechos fundamentales en la  percepción de que en el Estado neoconstitucional existen más principios que reglas, más ponderación que subsunción, no hay zonas exentas de control constitucional, se postula una constelación plural de valores en lugar de homogeneidad ideológica de la norma y finalmente asumimos un rol prevalente del juez frente al legislador. Hoy decimos, en alguna forma en modo contrario a lo que proclama Eugenio Buligyn, que los jueces crean derecho y  no sólo crean reglas al interior de los procesos.

Es en esta nueva centuria que vía control difuso  el juez puede inaplicar una ley si ésta colisiona con el principio de supremacía normativa de la Constitución. A  su vez, la interpretación del juez constitucional hogaño goza de preferencia frente al mecanismo de interpretación autentica del legislador, convirtiéndose en un extraordinario mecanismo  de defensa de los derechos fundamentales. Apreciamos, entonces, una diferencia de carácter relevante entre ambos tipos de jueces en tanto el juzgador del frío silogismo, como diría García Figueroa, asume un rol marcadamente distinto respecto al decisor que hoy trabaja todo un capítulo en la argumentación constitucional, restando fuerza a aquellas posiciones que postulan las libertades públicas subjetivas como derechos absolutos. Asumimos, en ese orden de ideas, que Zagrebelsky no se equivocaba cuando aseveraba la ductibilidad de los derechos fundamentales en el Estado Constitucional de Derecho. O a su vez, debemos visualizar en el nuevo contexto de argumentación hoy, que los derechos fundamentales pueden presentar una gradación a fin de esclarecer en cuál nivel se ven afectados, situación que a su vez no se presentaba con la norma jurídica, cuando ésta representaba sólo un valor absoluto para la teoría del positivismo jurídico.

Resulta válido preguntarnos respecto a lo señalado: ¿cuál es el rol que hoy día les compete a los jueces de la justicia ordinaria frente a este cambio de rol de orden trascendente? La respuesta es taxativa: hoy el juez es creador del derecho, es defensor de los derechos fundamentales y es sujeto de un rol relevante en ese denominado activismo judicial que identifica a esa tarea de dimensión amplia que significa la defensa de los derechos fundamentales en los Estados, así como de los derechos humanos en el plano jurídico supranacional.

En virtud a ello pretendemos poner de relieve el rol distinto que hoy les compete a los jueces en el Estado Constitucional. En tal orden de ideas, creemos que la famosa polémica de los años treinta, entre Hans Kelsen, quien desconfiaba de labor de los jueces, y Karl  Schmitt, quien proponía la existencia de un Estado Jurisdiccional en el cual los jueces gobernaban con su decisiones sin ser gobernantes, se ha inclinado nítidamente a favor de éste último en tanto los jueces son capaces de decirles a otros poderes del Estado que ciertas decisiones suyas pueden contravenir la Carta Magna. La precisión aludida resulta de primer orden en tanto la primigenia tesis de Montesquieu, respecto a la separación de poderes, luego refaccionada con la tesis de Manuel Aragón con el aporte del equilibrio de poderes, hoy deviene en una proclama de intercontrol de poderes, con lo cual a los jueces constitucionales les corresponde un rol muy especial, cual es la tarea de que, en defensa de la Constitución, sus actos de interpretación constitucional, puedan prevalecer, vía interpretación, sobre los actos de los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

En el orden de ideas señalado, es válido interrogarnos hasta dónde hoy el juez representa un sujeto de protagonismo relevante en el Estado de Derecho. Atrás queda el oscurantismo de la Edad Media en el cual la tarea de decisión se traducía en la única voluntad del monarca de impartir justicia conforme a su libre arbitrio. Queda atrás, de manera marcada, también, el rol del juez como escrupuloso aplicador de la norma para quien la ley y sólo la ley era el punto de partida, la consecución y el destino de llegada de las decisiones jurídicas, para trascender a otro escenario en el cual la ley es una de las varias fuentes del derecho. Queda atrás, de la misma forma, el juez positivista kelseniano para el cual la norma, como expresión sustantiva de la Teoría Pura del Derecho, debía expresar un blindaje en la aplicación del derecho. Hoy esos esquemas han quedado definitivamente atrás cuando hogaño referimos, con énfasis, la relevancia de los axiomas como expresión de los principios, valores y directrices que representan las Cartas Fundamentales de los Estados contemporáneos, marcadamente Estados Constitucionales de Derecho.

La aseveración que hacemos respecto a los valores axiológicos representa un cambio de tesis fundamental en la forma de ver el derecho hoy. En efecto, si bien Kant propuso la moral como mecanismo base en el entendimiento del derecho, Kelsen representó una separación estricta entre el derecho y la moral. Sin embargo, si tomamos como punto de partida la Declaración Universal de los Derechos  Humanos de 1948, advertimos una reconciliación sustantiva entre el derecho y la moral. Expresiones  relevantes de esta idea también se ven reforzadas con la Carta Fundamental de Bonn en los artículos 19 y 20, los cuales enuncian la existencia del Estado Democrático y Social así como la prohibición de regular en contrario al contenido esencial de los derechos fundamentales.

Estas características se ven reforzadas con la Constitución  francesa de 1958, la Constitución de España de 1978, la Constitución colombiana de 1991, y las Cartas Fundamentales de Perú de 1979 y 1993, que en conjunto enuncian una nueva forma de ver el derecho en tanto los jueces se ven provistos de nuevas herramientas para discernir las colisiones entre principios y derechos fundamentales.

Podemos apreciar, en conclusión, que el juez deja de ser un mero aplicador del derecho, que se abandona ese concepto nunca realmente admitido de “simple operador” de la ley y que su rol hoy asume una dimensión sustancialmente diferente. Advertimos, en consecuencia, que los dos modelos enunciados representan  extremos opuestos  y  que las diferencias de roles exigen pues un análisis como el que sumariamente hemos efectuado.

Edwin Figueroa Gutarra

estudiofg@yahoo.com

h1

Obituario. Héctor Fix Fierro (1961-2020)

2 junio, 2020

 

Estimados amigos:

En el año 2012 tuvimos la oportunidad de realizar un a visita académica al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, entonces dirigida por el profesor Héctor Fix Fierro ( 1961-2020), quien recibió a una delegación de Perú.

La sensible partida del profesor Fix, el 28 de mayo último, ha sido reseñada en un post por la Asociación Internacional de Derecho Constitucional ( IACL), el cual nos permitimos reseñar en el enlace infra.

La obra del profesor Fierro en derechos políticos, estudios socio jurídicos y enfoques sociológicos del Derecho, ha sido fructífera a través de la  UNAM para toda Latinoamérica.

https://blog-iacl-aidc.org/2020-posts/2020/6/2/obituary-hctor-fix-fierro

Saludos cordiales,,

Edwin Figueroa Gutarra

h1

Revista IPSO JURE 49. Mayo 2020. Centésimo aniversario Corte Superior de Justicia de Lambayeque, Perú.

1 junio, 2020

 

 

 

Estimados amigos:

Dado el contexto de complejidad que viven todos los países del orbe a raíz de la pandemia del COVID 19, realizamos en esta ocasión una breve publicación de emergencia de nuestra revista de la Corte en el marco del primer centenario de nuestra entidad.

Realmente hubiéramos deseado desarrollar un amplio número de publicaciones de artículos y entrevistas, como solemos hacerlo en los aniversarios de nuestra institución desde hace 13 años en que existe nuestra revista, y sin embargo, las condiciones actuales lo impiden. Sin perjuicio de ello, esperamos vengan mejores tiempos y volvamos a ampliar nuestros contenidos.

Valga esta nota, finalmente, para congratularnos por los 100 años de existencia de nuestra Corte Superior de Justicia, desde aquel lejano 23 de mayo de 1920, en que entró en funciones nuestro corpus iuris lambayecano.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

Estimados amigos: 

Habíamos proyectado una edición especial por los 100 años de existencia de nuestra Corte Superior de Justicia, pero la difícil experiencia del COVID 19 en este año 2020 prácticamente desarmó todos los planes trazados para este período, y no solo respecto de nuestra revista virtual, sino también de todo el Poder Judicial del Perú en su conjunto, y extensivamente, de todas las actividades en sociedad, tanto en nuestro país como en otras latitudes. La humanidad así paró en seco y todas las actividades, salvo las más esenciales, se restringieron, imponiendo obligados confinamientos de toda la población, restricción de derechos ciudadanos, y coacción estatal propia en caso de inobservancia.   

La fragilidad que nos impone la amenaza de esta enfermedad, aún sin visos de cura definida,  toca las fibras más sensibles de la humanidad, pues somos la única especie de la naturaleza que brega por no irse, por no partir del entorno que llamamos vida, a pesar de que en estricto tampoco pedimos venir. Pues esa fragilidad ahora es más evidente que nunca, y aunque la población mundial en la actualidad bordee ya la cifra de 7,200 millones de habitantes, toda pérdida de vidas, aún la más mínima por esta dolencia del coronavirus, representa un extremo sensible de nuestra experiencia como sociedad en su conjunto.

A ello debemos sumar, con tristeza, que hoy las pérdidas de vidas humanas, dadas las actuales regulaciones en muchos países, constituyen solo cifras, pues la protección de datos en un contexto tan delicado, ha impuesto la práctica regulada de no ser publicados los nombres de los ciudadanos fallecidos por este mal. Entonces, se nos impone la práctica de un dolor espiritual adicional que implica no saber quiénes partieron, y si acaso fue un amigo, un vecino, un compañero. 

Por lo demás, si a esto le añadimos la prohibición, en otras tantas latitudes, de no inhumar los cadáveres de las víctimas de esta enfermedad, sino de cremar los mismos, prohibiendo a su vez los sepelios con la cercanía de familiares, pues en perspectiva se trata de una muy difícil experiencia que esperamos no nos toque vivir, pero que está a la vuelta de cada esquina, de cada saludo, de cada vez que debemos salir por deberes a la calle, dado el latente riesgo de contagio.

Nos queda entonces mirar adelante y esperar que las complejas curvas de diseminación de este mal y de fallecimientos de personas en todos los países del orbe, se vayan aplanando, lo cual a su vez ansiamos suceda en el más corto plazo. En tanto, cada vida salvada y arrancada de las garras de esta pandemia, constituye un hálito de esperanza al cual con denuedo nos aferramos.

Se nos impone así no perder la calma y nuestro instinto de conservación, así como nuestra fe en un mañana mejor; esto último nos hará superar estos tiempos difíciles de entender, complejos de sobrellevar, pero aleccionadores de templanza, fe y esperanza.

A pesar de estas difíciles circunstancias, permítasenos expresar nuestro mensaje de corazón: ¡Feliz primer centenario de nuestra Corte Superior de Justicia!

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 49 consignamos los siguientes artículos:   

Seguridad, libertad e igualdad: pilares del Estado de derecho

Edwin Figueroa Gutarra

 

 Justicia genética

Manuel Atienza Rodríguez ( España)

 

 El enlace web a esta edición es el siguiente:

https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/b51dfc804e56de42a9a7ab3b4a2af7f0/IPSO+JURE+49+-+2.pdf+versi%C3%B3n+final.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=b51dfc804e56de42a9a7ab3b4a2af7f0

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación virtual que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 50, edición agosto 2020, día del juez, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 04 de julio de 2020.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

h1

El control jurisdiccional de los derechos en tiempos de pandemia. Asociación Peruana de Derecho Constitucional. 30 de mayo de 2020

29 mayo, 2020

 

Estimados amigos:

Nuestra Asociación Peruana de Derecho Constitucional aborda virtualmente, el próximo 30 de mayo de 2020, el análisis de la delicada tarea del control jurisdiccional de los derechos fundamentales de los ciudadanos en estos difíciles tiempos de confinamiento obligatorio a causa del COVID 19.

El debate que el tema referido genera es aún mayor, pues de un lado, existe la imposición de medidas de fuerza por parte de la autoridad ante situaciones de emergencia, mas de otro lado, y con más peso, observamos la necesidad de someter a controles de razonabilidad y proporcionalidad las restricciones que se generan y judicializan.

No en vano en la doctrina, ya Agamben; señala que el estado de excepción es ese momento del derecho en el que se suspende el derecho, precisamente para garantizar su continuidad, e inclusive su existencia. O también, que pueda ser entendido como la forma legal de lo que no puede tener forma legal, porque es incluido en la legalidad a través de su exclusión.

Schnur complementa estas ideas y se pregunta si esa figura del estado de excepción no puede ser entendido sino como una “guerra civil legal”. En ese contexto, se reserva a los jueces constitucionales evaluar las delicadas incidencias que puedan generarse en un Estado de derecho, si se afectan ostensible, elevada y gravemente los derechos tutelados por la Constitución.

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

 

h1

El control parlamentario durante los estados de excepción. Asociación Peruana de Derecho Constitucional. 23 de mayo de 2020

23 mayo, 2020

 

 

Estimados amigos:

La Asociación Peruana de Derecho Constitucional, institución que nos honramos en integrar, sigue una dinámica académica amplia sobre varios temas de actualidad nacional e internacional en tiempos de pandemia.

El día de hoy, 23 de mayo, desde las 11.00 horas, serán abordado un tema de vital interés, como la actuación que  le corresponde al Poder Legislativo en tiempos de restricciones ciudadanas, jornada en la que participarán connotados estudiosos del tema.

Este asunto reviste mayor interés en el caso peruano, incluso,  por cuanto al Poder Ejecutivo adopta la decisión de decretar el estado de emergencia y según el artículo 137 de nuestra Constitución, tan solo da cuenta al Poder Legislativo.  La pregunta es, en consecuencia, muy puntual: ¿podría el Parlamento dejar sin efecto un estado de excepción? Nuestra respuesta provisoria es que se necesita una ley de desarrollo constitucional sobre dicho tema.

Los invitamos al evento, al cual se puede acceder por Google Hangouts Meet.

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra 

h1

Ceremonia central 100 años de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, Perú. Chiclayo, 23 de mayo de 2020

22 mayo, 2020

 

Estimados amigos:

Aunque el COVID 19 desorganizó todos nuestros preparativos de celebración por los 100 años de nuestra Corte Superior de Justicia en el norte de Perú, nuestra institución ha optado por desarrollar un programa virtual al cual se puede acceder desde internet.

En ese sentido, consignamos nuestro Programa Central de Aniversario, con referencias a la ceremonia que tendrá lugar el día 23 de mayo de 2020, desde diversas plataformas web.

Quedan cordialmente invitados.

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

 

 

 

h1

La justicia frente a la pandemia COVID 19. Corte Superior de Justicia de Lambayeque. Chiclayo, 20 a 22 de mayo de 2020

18 mayo, 2020

 

Estimados amigos:

Con motivo de nuestro primer centenario de existencia institucional el próximo 23 de mayo de 2020, y no obstante las dificultades que evidencia el COVID 19, nuestra Corte Superior de Justicia desarrollará un ciclo de conferencias virtuales intitulado “La justicia frente a la pandemia COVID 19., exposiciones que se vincularán, en cierta medida, al contexto de la pandemia que vivimos.

Las ponencias tendrán lugar entre los días 20 y 22 de mayo, y la primera de ellas, el miércoles 20, se inicia a las 10.20 dela mañana, hora de Perú ( 17.20 en España), y las de los días 21 y 22 tendrán lugar en horas de la tarde.

Exponen los profesores españoles Laura Zúñiga Rodriguez, de la Universidad de Salamanca, y Manuel Atienza Rodríguez, de la Universidad de Alicante, así como magistrados de Brasil, Chile y Perú.

Esperamos nos honren con su participación en línea.

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

 

h1

El Derecho de excepción en Perú y España. Asociación Peruana de Derecho Constitucional. 16 de mayo de 2020

15 mayo, 2020

 

Foto 15may APDC

Estimados amigos:

En línea del post anterior, adjuntamos la reseña a este evento organizado por la Asociación Peruana de Derecho Constitucional, el mismo que se desarrollará  virtualmente el día sábado 16 de mayo del en curso.

La actividad se intitula “El Derecho de excepción en Perú y España”. y asume la preocupación de contrastar, en estos tiempos extraordinarios, las tendencias jurídicas de los estados de emergencia y alarma, como se denominan estas figuras en nuestro país y la región ibérica, respectivamente. En ambos casos, constituyen tema de preocupación las restricciones a los derechos fundamentales a raíz del COVID 19. La calidad de la plana de expositores garantiza una reunión de suyo fructífera.

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

I·CONnect

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

La Mirada de Peitho

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

2018 Posts - IACL-IADC Blog

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

Argumentos en Derecho Laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Justicia en las Américas

Blog de la Fundación para el Debido Proceso

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI