h1

X Congreso de Derecho Constitucional y III Congreso de Derecho Procesal Constitucional. Huancayo, 29 de setiembre de 2011.

30 septiembre, 2011

 

X Congreso de Derecho Constitucional y III Congreso de Derecho Procesal Constitucional. 29 de setiembre de 2011

 

Mañana

A las 10.30 horas del día 20 de setiembre de 2011 en la incontrastable ciudad de Huancayo, capital del departamento de Junín, Perú, se dio inicio al X Congreso de Derecho Constitucional y III Congreso de Derecho Procesal Constitucional.auspiciado por la Asociación Peruana de Derecho Constitucional APDC y la Universidad Peruana Los Andes UPLA, en el Centro Cultural de la UPLA. 

Participaron en la Mesa de Honor las siguientes autoridades:

Francisco Eguiguren Praelli, Ministro de Justicia y Presidente de la Asociación  Peruana de Derecho Constitucional APDC

Eloy Espinosa-Saldaña Barrera, Secretario de la APDC.

Jesús Cavero Carrasco, Vicerrector UPLA

Domingo García Belaunde, Presidente Honorario de la APDC

Miguel Vilcapoma Ignacio, Vicepresidente de la APDC

José Quintanilla Huamán, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Peruana Los Andes, UPLA

Gerardo Eto Cruz, Magistrado del Tribunal Constitucional

Víctor García Toma, ex ministro de Justicia 

Luego de entonarse los Himnos Nacional y de Huancayo, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Dr. José Quintanilla Huamán, Decano de la Facultad de Derecho de la UPLA. A continuación, hizo uso de la palabra el Presidente de la APDC y actual Ministro de Justicia Dr. Francisco Eguiguren Praelli. Dijo que es inevitable mirar la vista atrás y constatar que este es el X Congreso de la APDC., en el cual ha existido apoyo incondicional de Miguel Vilcapoma, Vicepresidente de la institución. 3 congresos han tenido lugar en esta ciudad y en el curso de 20 años, se han realizado 10 Congresos, respecto a los cuales profesores y estudiantes manifiestan un alto grado de identificación con esta disciplina científica.

El último Congreso Iberoamericano reunión a 120 ponentes extranjeros, lo cual revela un poder de convocatoria extraordinario. Es importante reflexionar, de igual forma, respecto a que nos hemos ocupado de las Constituciones de 1979 y 1993, abriéndose un curso de examen y exigencia respecto a si bajo la última Constitución se puede producir una reconceptualización de los derechos humanos. Ello ha de ser decisivo para determinar si esa Carta, nacida bajo circunstancias excepcionales, ha de responder a las actuales exigencias. Eso va a estar en debate muy pronto porque las grandes necesidades sociales, en el marco de derechos que plantea una Constitución por una mayor democracia formal, exige a los constitucionalistas tener que vincular el desarrollo de la sociedad política a que la Constitución sea un efectivo instrumento político para construir esas exigencias.  Señaló que el clima de diálogo académico hace vivenciales estos certámenes, debiendo marcar historia en nuestra institución. 

El Dr. Eloy Espinosa-Saldaña Barrera señaló que históricamente se hacía Congresos separados. Acotó: “Hoy lo hacemos juntos. Y hemos decidido llamarlo Néstor Pedro Sagües por cuanto sabemos de alguien que hace las cosas bien. Tiene los méritos suficientes para este reconocimiento. Es profesor de las Universidades más importantes de su país y solo en el Perú tiene 5 Doctorados Honoris Causa y 12 profesorados honorarios. ¿Por qué  viene este reconocimiento? Por su importante labor en sus textos y porque desarrolla su conocida relación entre el Derecho y la política y la teoría de la Constitución. Y donde nos interesa hacer énfasis es en sus enfoques a la disciplina del Derecho Procesal Constitucional.

En su obra escrita hace una primera configuración de las instituciones procesales y luego un análisis procesal de conceptos básicos procesales. Nos ha permitido proyectar conceptos sobre cómo manejar la razonabilidad en los estados de excepción. Ese es el primer momento que es cómo debemos ver el Derecho Procesal Constitucional. Mas ésta es una disciplina cambiante. Hoy nos preocupan más las sentencias del Tribunal Constitucional. Un segundo momento es el análisis de por qué crece esta disciplina y cuáles son los retos respecto a la codificación de la misma. Plantea Sagües la democratización de las sociedades americanas. Hay una constante, mejor que la de hace algunos años. Comienzan a tomar más fuerza normativa las Constituciones,  sean especializadas o dentro del contexto ordinario. En ese mismo contexto se da una reducción progresiva de las cuestiones políticas, y lleva ello también a nuevas disciplinas: Sagües está por una posición mínima: se refiere a magistraturas constitucionales, proporcionándonos elementos de juicio que hace importante escucharlos. El escenario tridimensional implica no solo las normas como tales sino lo fáctico y lo valorativo. De ahí la preocupación por jueces idóneos y por la importancia de la elección de los magistrados constitucionales.  

Debemos tener un mejor amparo, un mejor habeas corpus. Tenemos que desarrollar un buen habeas data. Eso significa mejorar el tratamiento de los procesos que tenemos, los cuales deben ser más garantistas. Se debe evitar el abuso de los procesos constitucionales para que ellos no pierdan credibilidad.

Sagües ha sido un gran promotor de cursos y maestrías en toda Iberoamérica. Pocas personas son tan claras y rigurosas para plantear conceptos. Una disgresión personal: he sido uno de los beneficiarios de sus enseñanzas. Sagües merece un reconocimiento como el que esta vez efectuamos. Enhorabuena por ello. “

El Dr. Domingo García Belaunde, Presidente Honorario de la APDC, señaló que se permitía un excursus sobre el por qué hacer este Congreso en Huancayo. En primer lugar, Jauja fue la primera capital del Perú, en 1534, pero por la lejanía del mar, Pizarro desistió. Jauja fue primera capital por su riqueza, por su identidad para el tratamiento de enfermedades. Valdelomar tiene un lindo ensayo sobre los tísicos. Manuel Pardo en el siglo XIX se curó en Jauja. En segundo lugar, el juramento de la Constitución de Cádiz- respecto de una Constitución luego malograda por Fernando VII- estuvo a cargo de 15 peruanos en Huancayo, en 1813, entre ellos Vicente Morales Duárez. En 1839 se reunió la Constituyente de ese año en Huancayo. También en Huancayo tuvo lugar la derogación de la esclavitud en 1854 por Castilla,

El primer encuentro de Derecho Constitucional tuvo lugar en agosto de 1975. Allí estuvieron Ricardo Haro y José Orbegoso. En México, en 1987 tuvo lugar en Lima el 1er Congreso de Derecho Constitucional. El 2do fue en Lima en 1990; el 3ro, en Arequipa en 1991; el 4to en Ica en 1993 con apoyo de la Universidad San Luis Gonzaga; el 5to Lima, en la PUCP; el  6to en Huancayo; el 7mo en Piura, en 2002; el 8vo en Arequipa, en 2005; el 9no en Arequipa en 2009; y 10mo. en Huancayo.

Los Congresos de Derecho Procesal Constitucional surgen sobre la base de que en Perú se aprueba en 2004 un Código Procesal Constitucional. Sergio Díaz Ricci fue promotor del Código Procesal Constitucional de Tucumán y esa tarea nos ayudó mucho. La divulgación fue muy activa con Palestra. El 1er Congreso fue en homenaje a Germán Bidart Campos. El 2007 fue el 2do en homenaje a Héctor Fix Zamudio; el 3ro es esta vez.

Lo importante de estos Congresos es la participación de extranjeros. Esta vez son 12 extranjeros, lo cual ha propiciado un diálogo fructífero.

El Dr. Miguel Vilcapoma Ignacio, Vicepresidente de la APDC, manifestó su agradecimiento a los asistentes. Explicó la forma de desarrollo del evento

El docente Jesús Cavero Carrasco, Vicerrector UPLA, en representación del rector de la entidad anfitriona, igualmente expresó su agradecimiento a los asistentes.

 

Primera Conferencia Magistral 

Fernando Rey Martínez, Catedrático de la Universidad de Valladolid, España.

El problema constitucional de los símbolos religiosos en los espacios públicos.  

“Voy a comentar dos sentencias del Tribunal Constitucional TC del Perú: del 07 de marzo de 2011 y la del 18 de marzo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos TEDH.

La cuestión es: ¿Pueden estar los símbolos religiosos en los Despachos públicos? ¿Hay una confrontación entre el Estado democrático y las entidades religiosas? Hay diversas brumas conceptuales y la relación es de suyo conflictiva. Estamos frente a un problema viejo que adopta rostros nuevos. Ni siquiera en Francia ni EE.UU., los países mas laicistas, hay una claridad conceptual en el sentido de qué es laicismo.

En el caso peruano, el Estado es uno laico débil. En la práctica la Constitución peruana alberga una garantía institucional a favor de la Iglesia católica, que lo insta a colaborar con ella y no con el resto de las confesiones religiosas. En 2do lugar, el Estado debe prestar apoyo a la Iglesia Católica. Hay una geometría variable. Debemos examinar qué es prestar colaboración. La Constitución plantea un favor religionis. Una procesión por Semana Santa es una actividad que se debe respetar. La colaboración implica diversas formas, mas existe necesidad de cuidado de estas formas pues puede existir distorsión, como por ejemplo, destinar un apoyo económico.

La Constitución peruana en su artículo 50 implica una cláusula de arraigo católico. La sentencia en examen se basa en ese reconocimiento católico. Es preciso observar la formación de la Iglesia en el ámbito cultural del Perú, al igual que la relevancia moral de esa institución. 

Si el Estado presta colaboración, la cuestión es si se debe retirar los símbolos religiosos católicos en los despachos de los jueces. En relación a los antecedentes del otro caso importante del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la señora Lautsy llevaba a sus hijos a la escuela y no estaba de acuerdo en que se colocaran crucifijos en el aula, y solicita al Colegio se retiren los crucifijos. Las autoridades italianas desconocen su pretensión.

El 03 de noviembre de 2009, el TEDH da la razón a la Sra. Lautsy y señala una lesión al derecho a la educación en relación con la libertad religiosa. Se entendió que se violaba la separación entre la Iglesia y el Estado, asumiéndose una obligación de neutralidad.

La Gran Sala examina el caso este año y señala que la presencia de los símbolos religiosos no afecta la libertad religiosa. En Europa se considera que el Estado no se excede en este caso. 

En el caso peruano el pedido es el retiro de las Biblias y los crucifijos. El Tribunal Constitucional TC desestima el pedido y enfoca la cláusula del arraigo como un valor cultural y señala que no hay una lesión al derecho invocado. Se argumenta que la separación entre el Estado y la Iglesia no solo es de un carácter natural sino que igualmente no debe haber una relación negativa. El Tribunal dice que en un altar el significado es religioso pero en un Despacho Judicial, el significado es esencialmente cultural. Este concepto se asocia a la idea de símbolo pasivo que utiliza el TEDH.

Comparados los argumentos de las sentencias, el TC de Perú y el TEDH coinciden pero hay diferencias relevantes. El TEDH no dice qué la presencia de los crucifijos no lesiona derechos fundamentales, sino que lo remite a las autoridades nacionales. En segundo lugar, se refiere, por parte del TEDH, que se trata de signos religiosos pero de influencia mínima, es decir, son símbolos pasivos, y no es un signo proselitista. Retirar un símbolo religioso es un acto agresivo y no debe prevalecer el criterio de una minoría. El TC peruano señala que son símbolos culturales. Es apreciable que hay argumentos diferentes entre sí.   

Un Estado no confesional implica que en el respeto por los derechos de libertad, no puede haber discriminación. De otro lado, hay una obligación constitucional de cooperación bajo estándares de razonabilidad. Una de las quiebras argumentativas de las sentencias Lautsy I y II, significa poner en situación de indefensión a los niños, no hay fuerza de argumentos.

En un caso de fiscales de Amazonas de Perú, hay también una decisión estimatoria en donde se confunden funciones religiosas y funciones estatales, que exige el respeto por la libertad religiosa de quienes no profesan la religión católica o en su caso, de quienes lo son pero no desean exhibir sus confesiones en público.  

 

Segunda Conferencia Magistral  

José Julio Fernández. Universidad de Santiago de Compostela, España.  

Lo legal y lo constitucional. Intento de delimitación e implicancias prácticas. Relevancia para la jurisdicción constitucional. 

Deseo presentar un contenido prototípico de la Constitución y de lo legal. ¿Qué es lo constitucional? Las cuestiones básicas de organización política y de la vida en sociedad: la forma de Estado, la forma de gobierno, el sistema de representación, los ejes de poder en sus expresiones esenciales. Debemos introducir el principio democrático. Desde este principio se implementará la separación de poderes desde controles recíprocos para que haya controles democráticos, Se introducen los derechos fundamentales como cuestiones relevantes.

Este entendimiento material de contenido de la Constitución permite a ésta cumplir sus cometidos, sus valores. Mi entendimiento del Derecho Constitucional no es antipositivista. La Constitución no solo es contenido, es también continente. El principio democrático se convierte en el contenido sustancial del Derecho Constitucional.

Lo legal es una materia de índole legal que no es de relevancia constitucional. Hoy es insatisfactoria la visión de la ley. La Ley entra en cualquier tema. El artículo 103 de la Constitución refiere leyes especiales, lo cual va contra la doctrina del contenido de las leyes y ya no se puede entender solo desde el derecho material. La Constitución no agota los temas. El legislador tiene que desarrollar los aspectos básicos de la norma. Hay una conexión dialéctica entre lo legal y lo constitucional. La ley abarca cualquier contenido. Algunos países esquematizan sus formas: señalan qué corresponde a la ley y qué a lo constitucional. Sin embargo, ello no se hace para diferenciar lo legal de los constitucional sino lo legal de lo reglamentario. En España existe, por ejemplo, la reserva de Ley Orgánica en el artículo 81 de la Constitución española.

En aspectos prácticos, el artículo 64 de la Constitución de Perú permite el uso de la moneda extranjera. Eso no es materia constitucional sino legal. Entonces hay una laguna constitucional o de ajustes internos. ¿Podrá haber normas constitucionales inconstitucionales? Esto es un debate de la posguerra.   

En cuanto a competencias del Tribunal Constitucional, éste debería tener competencias constitucionales. La jurisdicción constitucional implica algunos conceptos: control constitucional de la ley, defensa de los derechos fundamentales y la garantía de éstos. El problema surge cuando el Tribunal Constitucional entra a cuestiones de mera legalidad. Adicionalmente, las cuestiones constitucionales deben significar los criterios hermenéuticos del Derecho Constitucional y no afrontar aspectos de fondo legales. Por ejemplo, una controversia constitucional implicará la aplicación del principio de proporcionalidad, el principio favor libertatis.  Los métodos a utilizar han de ser de suyo distintos, que beben de los iuspublicistas alemanes del siglo XIX, que se conectan con el principio democrático.

Las acciones de protección de los derechos fundamentales son propias de los órganos judiciales y el Tribunal Constitucional las conoce solo en forma excepcional. En Europa la competencia de los Tribunales Constitucionales es igualmente extraordinaria. 

En conclusión, es importante la reafirmación del principio democrático por su relevancia de fondo en todo lo constitucional. Los desajustes se presentan en la práctica por la ausencia de rigor. Se debe evitar los vaciamientos de los derechos arraigados en la Constitución.

 

Tarde

 

Presentación de diversas revistas y libros

 

Tercera Conferencia Magistral  

Ricardo Haro, profesor emérito de la Universidad Nacional Blas Pascal de Córdoba, Argentina.  

Bicameralismo, unicameralismo y eficiencia de las decisiones parlamentarias

Deseo agradecer el honor de haber sido invitado a este Congreso. Los estudiantes son la razón de la existencia de los profesores. La felicidad de transmitir justifica el esfuerzo de quienes enseñamos. Y aún cuando con la docencia no se puede subsistir, sin la docencia no se puede subsistir.

Tanto el bicameralismo como el unicameralismo son técnicas propias de la arquitectura constitucional. No tienen un fin exclusivo en sí mismo, son formas organizativas a través de las cuales se va transitando en Derecho Constitucional respecto a la vida política de un país.

Según Hermann Heller, a la pregunta de qué es la Constitución, la respuesta es una forma abierta a través de la cual transcurre la vida.

Bidart Campos decía que no creía que había argumentos previos respecto a las conformaciones de las cámaras. Las razones doctrinarias solo valían de acuerdo a cada caso determinado y  no comprometía valores fundamentales del Estado constitucional. Como decía Fontán Balestra, no solo se trata de la anatomía del órgano sino de la fisiología del órgano.

Las ventajas del unicameralismo las resumo en mi ponencia del Congreso, aludiendo a opiniones que refieren que en esa técnica se identifica la necesidad de una sola cámara pues la opción contraria – el bicameralismo- representaba rezagos de antiguos regímenes.

Lowenstein señalaba que el control inter órganos más efectivo dentro del Poder Legislativo es el bicameralismo. Jefferson se oponía al Senado y Washington, en una anécdota, vierte el contenido de la taza en el plato. ¿Por qué lo haces? Le pregunta Jefferson, y la respuesta fue “Para enfriar” y de ahí explica Washington la necesidad de enfriar las opiniones de una sola cámara.

La existencia de 2 cámaras explica hoy un mecanismo que se opone a una sola cámara, para que no pueda ésta atribuirse el carácter de omnipotente. Jefferson decía que 1 o 173 déspotas, aún elegidos, siempre serán tan déspotas como uno solo. Con 2 cámaras, habrá más debates pero habrá que reconocerse su mayor lentitud, mas las ventajas son mayores que las desventajas.

Una sola cámara representa mejor la voluntad popular y el principio democrático. Una sola cámara tiende a ser más conservadora.

Bicameralista es EE.UU.. Otros países han instalado el unicameralismo. 20% son unicameralistas y 80% bicameralistas en nuestro continente. En Argentina hay  un proceso de inclinación hacia el bicameralismo.  Esto vale para una comparación con los Estados unitarios. Perú, Guatemala y Honduras. Panamá, Ecuador y Nicaragua le llaman congreso unicameral. Costa Rica y el Salvador le llaman unicameral a la asamblea legislativa. Chile y Colombia tienen congreso bicameral. 

En conclusión, no interesa la distinción sino cuán bien funcionan en la realidad, exigiéndose órganos productivos y eficientes. Es importante saber sobre cuál realidad tenemos que legislar. No se debe olvidar que al hombre de gobierno le corresponde el enfoque político.

Los partidos políticos pasan hoy por crisis de credibilidad. Falta el debate en los bloques, es decir, en las comisiones. El hiperpresidencialismo significa, de la misma forma, una distorsión en la cual se percibe una actividad irrazonable del Poder Ejecutivo. Se aprecia, por ejemplo, en las delegaciones legislativas, al igual que en los Decretos de Urgencia. Se ha llegado a producir un abuso impúdico de estas medidas.

 

Cuarta Conferencia Magistral 

Pedro Buck Avelino, catedrático de la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo, Brasil.  

Las súmulas vinculantes en el Brasil como negación de la libertad decisoria en los tribunales ordinarios.  

El profesor Fernando Rey habló del diálogo cultural, el profesor Ricardo Haro de los sistemas de cámara que en buena cuenta expresan una forma de diálogo. Mi tema de ponencia se refiere al dialogo entre el Supremo Tribunal y los jueces en Brasil, donde llamamos a los precedentes vinculantes, súmulas vinculantes.

El control concentrado produce efectos erga omnes, en control difuso inter partes. El precedente vinculante en Perú se refiere a un tema de uniformización del derecho: si igual caso e igual derecho, entonces igual solución. En Brasil, la súmula vinculante pretende la concentración del poder en nuestro Supremo Tribunal. Fue planteada en Brasil en 1995 a efectos de armonizar el derecho. En ese año Brasil pasaba por una fuerte crisis económica. Diversas leyes pretendieron plantear formas de control, las cuales fueron revisadas por el Poder Judicial a través de controles de constitucionalidad.

El Supremo Tribunal Federal se ocupaba al año de alrededor de 40,000 procesos hacia el 2004, lo cual generaba la necesidad de racionalizar las causas, dado el poder de centralización del Supremo. Se aprobó una primera súmula, luego corregida el año 2007. Hoy hay 32. Un fallo del Supremo Tribunal Federal pues tiene un efecto claro de determinación de precedentes.

 

Quinta Conferencia Magistral  

Oscar Pucinelli. Doctor en Derecho Constitucional por la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Magistrado de la Cámara de Apelaciones de Rosario. 

Los delitos de lesa humanidad y su naturaleza.

Le agradezco mucho a Néstor Pedro Sagües por sus enseñanzas y por permitirme ser presentado en Perú, país que visito en forma continua por espacio de 18 años.

Los pueblos que no tienen memoria, están condenados a repetir sus horrores. La frase no es mía pero la adapto a las circunstancias de los delitos de lesa humanidad. La memoria sin verdad lleva a la injusticia y no puede ser parcial. En mi país se cuenta la mitad de la historia.

Esta temática es fundamentalmente del siglo XX aunque ya desde el siglo XIX se buscaba limitar, de alguna forma, los efectos de la guerra, lo cual da inicio al Derecho Internacional Humanitario. Se generaron efectos del jus gentium hacia 1907 para una persecución de ciertos tipos de crímenes. Nadie se ampara hoy en un desconocimiento del Derecho de Gentes.

Después de la Primera Guerra Mundial, se busca castigar los crímenes de guerra. La Segunda Guerra Mundial generó los  crímenes más horrendos. Los crímenes contra la humanidad se especificaron en el artículo 6 del Estatuto de Nüremberg y en el artículo 7mo del Estatuto de Roma. Se comienza a tipificar el delito de genocidio. No se discutió aún en Nüremberg la imprescriptibilidad. En Londres en 1945 el acuerdo Inglaterra- EE.UU. tampoco aludía a la imprescriptibilidad mas no había duda de que esos delitos debían ser sancionados.

Un elemento de interés, en el orden peruano, es la posibilidad de que el acusado pueda renunciar a la prescripción de la acción penal.

Son los principales instrumentos de derechos humanos en relación a la imprescriptibilidad: el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966), la Convención de Imprescriptibilidad contra los crímenes de lesa humanidad (1968). El Tribunal Constitucional peruano ha establecido ya la obligación de investigar.

Otros instrumentos son la Convención Americana contra la desaparición forzada de personas, la cual precisa la imprescriptibilidad de los delitos vinculados a esta materia. Adicionalmente, el Estatuto de Roma, que corresponde a la Corte Penal Internacional.

Son elementos de la imprescriptibilidad:

  1. El derecho a la verdad. Caso Hermanos Gómez Paquiyauri y caso Villegas Namuche. Se define el derecho a la verdad como bien jurídico inalienable. En Argentina, en el caso Urteaga reconoce la calidad de este derecho.  
  2. El ius cogens hace referencia a normas imperativas que no admiten argumentos en contrario. En el caso Castro Castro vs. Perú se reconoce, de la misma forma, la importancia de este derecho.
  3. Garantía de no repetición. Se propugna que sus autores u otros no vuelvan a cometer estos delitos. Se busca evitar la reiteración
  4. La reparación. Es muy complementario en relación a los 3 anteriores.

La desaparición forzada exige ubicarse conceptualmente en la Segunda Guerra Mundial. Hitler emite el Decreto de Noche de Niebla para la eliminación física de los oponentes al régimen nazi, lo cual generó asesinatos a pesar de la Convención de Ginebra. El tribunal de Nüremberg condenó a los autores de este Decreto.

La doctrina Truman, en la Guerra Fría, daba soporte intervencionista al gobierno en su lucha contra el comunismo. Se buscaba dar apoyo a quienes combatían a favor del comunismo. Se trató de emular el Decreto de la Noche de Niebla. 

En Latinoamérica, la coordinación consistía en el seguimiento y detención de opositores, fundamentalmente de izquierda. En el caso argentino, en mayo de 1974, Perón echaba de la Plaza de Armas a muchas personas en clara alusión a desbordes guerrilleros y se produjeron Decretos de Aniquilamiento de la subversión. Se cobraría la vida de 900 personas mediante fusilamientos, con aquiescencia de la sociedad civil argentina, la cual prestó cierto tipo de apoyo popular. En el gobierno de Alfonsín se dictan Leyes del Punto Final, las cuales no fueron consensuadas.

En los casos Velásquez Rodríguez y 5 pensionistas vs Perú se declara, a nivel del ámbito interamericano, la figura de la imprescriptibilidad. El derecho al olvido solo debe existir respecto a los delitos leves.

 

Mesa Redonda

 

Los retos de reforma constitucional o asamblea constituyente. Marco normativo, doctrinas y perspectiva nacional. 

 

Presidente: Eloy Espinosa- Saldaña Barrera.

La reforma hace referencia a las adaptaciones del constitucionalismo, lo cual conduce a varias preguntas: ¿cuándo reformar? ¿Cuáles materias reformar?

 

Sergio Díaz Ricci. Profesor Titular de Derecho Constitucional por la Universidad de Tucumán, Argentina. 

Nos vamos a centrar en el marco teórico de la reforma constitucional. Hay 2 dimensiones: qué es una reforma constitucional  y cómo se hace una reforma constitucional.

Como institución la reforma es novedosa. Hay entonces una singularidad en la temática constitucional. La Constitución se inicia a sí misma y rompe el  concepto aristotélico de  rupturas políticas a través de reformas duras. La reforma implica ángulos novedosos.

La institución reforma constitucional se la debemos a los norteamericanos: la Constitución de Maryland de 1776 ya la plantea.

La reforma implica varias cuestiones y una central es que ella se produce en un Estado democrático. No hay otra forma de fundar la reforma si no es en un Poder Constituyente. ¿Hay Poder Constituyente reformador? Sobre esto hay mucha discusión. El Poder Constituyente es el pueblo dictando normas constitucionales. No debemos acudir a la concepción schmittiana de que baja un Dios del Olimpo, cambia las cosas y luego se va. Esta es una teoría spinoziana que no se puede admitir.  

¿Para qué sirva una reforma constitucional? Cumplimos un procedimiento preestablecido. La reforma es una doble garantía: para que se modifique lo que se debe modificar y de otro lado, se hace para mantener una continuidad. Ambos efectos son garantías jurídicas. Ya Heller lo planteaba y se trata de una afirmación seria.

La reforma constitucional es también una garantía de predicibilidad política. Admite un valor de continuidad democrática.

También hay un Poder Constituyente cuando interviene el Parlamento. No se puede aludir a conceptos de exclusión pues el Parlamento cumple la función de continuidad democrática.

Este es el marco referencial de una reforma constitucional. El procedimiento está dirigido a una generación futura.

Las reformas sirven, finalmente, para crear continuidad. Es una técnica jurídica que le permite dar estabilidad a una Constitución. Suiza y Bélgica han hecho reformas integrales de sus Constituciones y no se han generado problemas jurídico- constitucionales.

Este tema es apasionante y rindo homenaje a mi maestro Pablo Lucas Verdú, quien falleció hace 2 meses.

Decía Haberle: La vitalidad es el arte de dar continuidad a una Constitución.

 

Víctor García Toma. Ex presidente del Tribunal Constitucional. Ex – Ministro de Justicia.  

La reforma plantea una expresión de la democracia y a la vez, tiene límites.  Los límites estructurales institucionales son un tipo de límites. Hay también topes internacionales que plantean una suerte de valladar a la actividad jurídica, así como límites materiales.

Hay reformas ciertamente inviables: no se puede modificar, por ejemplo, nuestro tipo de Estado.

Existen presupuestos doctrinarios para la reforma como la necesidad. Donde hay dudas es en la capacidad de consensuar.

Las restricciones heterónomas implican un control de convencionalidad. En el caso La Ultima Tentación de Cristo vs. Chile, la censura es aprobada y la Corte Americana de Derechos Humanos precisa una situación contraria a la libertad de expresión.

El Perú tiene 3 casos constitucionales contrarios a la reforma; en el caso de la Ley 20530 se declaró fundada en parte la demanda; un segundo caso es del Colegio de Abogados de Ica contra la Ley 27600; uno tercero el de Miguel Ángel Mufarech sobre el proceso de descentralización.

Las reformas en el Perú han generado 27 enmiendas a la Carta Fundamental.

 

Domingo García Belaunde. Doctor en Derecho. Profesor Principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú. 

El Perú ha tenido 4 Constitucionales alusivas a la reforma: 1920, 1933, 1979 y 1993. La de 1979 tuvo un proceso curioso: es una Constitución ícono. Haya de la Torre constituyó un interlocutor de esta Constitución. Chirinos Soto dice a que la Constitución de 1993 se hizo como copia de la Constitución de 1979. Las diferencias entre ambas Constituciones fueron 2 centrales: el adelgazamiento de los derechos y la modificación del régimen económico.

Paniagua, siendo Presidente, nombró una Comisión de Estudio para la reforma pero finalmente su propuesta no tuvo respaldo en el Congreso.

Toledo nombró la Comisión Pease y sin embargo, a pesar de los avances, los partidos políticos decidieron no proseguir con la discusión. Con García tampoco llegó a caminar la reforma por no considerarla una prioridad.

En rigor, la Constitución de 1979 ya ha envejecido, no hay consenso en enmendarla.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: