h1

Sentencias constitucionales. Proceso de amparo. Competencias constitucionales y nueva Ley Procesal de Trabajo. Reposición y Ley 29497.

11 noviembre, 2011

SALA CONSTITUCIONAL DE LAMBAYEQUE

 

EXPEDIENTE Nro.: 1874-2011      

DEMANDANTE: OMAR GUERRERO GARCÍA

DEMANDADO: ELECTRONORTE S.A.

MATERIA: AMPARO

PONENTE: EDWIN FIGUEROA GUTARRA

 

RESOLUCIÓN Nro.

En Chiclayo, a los 14 días del mes de setiembre de 2011, la Sala Constitucional de Lambayeque, integrada por los magistrados Huangal Naveda, Carrillo Mendoza y Figueroa Gutarra, pronuncia la siguiente resolución:

 

ASUNTO 

Recurso de apelación interpuesto por Omar Guerrero García contra el auto de fecha 23 de mayo de 2011, que DECLARA IMPROCEDENTE in limine el proceso de amparo de autos.

 

ANTECEDENTES

El recurrente interpone demanda de amparo (p. 1-11) contra ELECTRONORTE S.A. y pide su reincorporación a las labores de supervisor de servicio eléctrico, en vista de haber sido despedido en forma incausada. 

El auto apelado (p. 34-35) señala que en vista de que existe el proceso abreviado laboral de reposición, previsto por la Ley 29497, Nueva Ley Procesal de Trabajo, se configura la causal de la existencia de vía igualmente satisfactoria, situación que determina acuda el accionante al juez de trabajo para la dilucidación de su pretensión. 

La impugnación formulada (p. 37-41) precisa que ha fundamentado en forma debida una necesidad de protección urgente y que por lo tanto, es viable acudir al proceso de amparo como medio excepcional de tutela.

 

FUNDAMENTOS 

§ Las competencias constitucionales a propósito de la nueva Ley Procesal de Trabajo.

1. La figura de la reposición contenida en la nueva Ley Procesal de Trabajo[1] presenta, a juicio de esta Sala de Derechos Fundamentales, una aparente contradicción con la competencia de los jueces constitucionales, delimitada desde el precedente vinculante 206-2005-PA/TC[2], para el conocimiento de procesos incausados, fraudulentos y nulos. 

2. Asumimos que se trata de una contradicción aparente en la medida que es importante diferenciar los efectos y alcances de los procesos en estas vías especiales, resultando la vía constitucional una opción sumaria, residual y extraordinaria, a la cual debe recurrirse como opción de última ratio

3. Precisamente la residualidad constituye una habilitación procedimental de relevancia en tanto debemos distinguir 2 precisiones respecto al contexto probatorio, a efectos de determinar si la pretensión habrá de transitar por una u otra vía: si la estimación respecto de la pretensión ha de tener contenido probatorio extensivo, habrá de resultar propia la vía del proceso abreviado laboral, en tanto constituye potestad de la partes aportar los medios de prueba respectivos, invocar la fuerza probatoria de los instrumentos aportados y en propiedad someterlos a un contradictorio propio de los procesos que exigen contraposición de argumentos en estación probatoria.  

4. Distinto resulta el supuesto del amparo, proceso que solo reviste la previsión de un contenido probatorio inmediato, excluyendo la etapa de actuación de pruebas en tanto se trata de evaluar, a partir de las pruebas aportadas, la legitimidad o ilegitimidad de los actos denunciados como vulneratorios de un derecho fundamental. 

5. En consecuencia, resulta de importancia el examen de la pretensión en tanto habrá que determinarse si la demanda considera la actuación de prueba respecto a la postulación de los fundamentos de la acción incoada, exigencia a la que habrá que sumar un examen de razonabilidad por parte del juez constitucional en tanto resulta el mismo director del proceso.  

 

§Análisis del caso concreto

6. A juicio de esta Sala Superior de Derechos Fundamentales, vertidos los fundamentos que anteceden, reviste relevancia para resolver la presente controversia, el examen de la pretensión, pues es en rigor la valoración de la misma, el elemento de juicio que habrá de informarnos si la pretensión persigue transitar por la vía del proceso abreviado laboral, en cuanto estima una actividad probatoria importante a determinar, o si en su caso, la ilegitimidad denunciada respecto del acto de vulneración del derecho al trabajo, es de suyo relevante a efectos de que la pretensión transite por la vía del proceso constitucional de amparo, el cual no contiene estación probatoria.

7. Ahora bien, el examen de la pretensión debe seguir un orden determinado respecto a los cánones de la argumentación jurídica, pues así como en los fundamentos de las decisiones judiciales diferenciamos el argumento principal que conduce el hilo lógico de la decisión, de los argumentos de naturaleza complementaria, de la misma forma es necesario extender este examen a los argumentos determinantes de la pretensión o complementarios que postula la demanda. 

8. Examinados el petitorio de la demanda (p. 1) y la fundamentación jurídica del caso (p. 2-11), consideramos que la pretensión se ciñe a una concreta petición de reincorporación. En consecuencia,  tanto la pretensión como la base legal del pedido se ciñen a plantear un pedido de readmisión, el cual estimamos es la pretensión central de la demanda, y es al juez constitucional a quien le compete conocer la pretensión demandada. 

9. Resulta cierto que existe la vía de la reposición que prevé la Nueva Ley Procesal de Trabajo mas objetivamente no resulta razonable, de otro lado, que impongamos una vía al justiciable recurrente. El examen jurídico de la pretensión debe procurar, en la medida de lo posible, optar por asumir el mensaje que traduce la pretensión y si aquel resulta insuficiente y conduce a duda, es más prudente atenernos a los aspectos fuertes o de argumentación principal de la demanda, debiendo el juzgador aplicar con prudencia el principio iura novit curia, a efectos propios de que no impongamos una vía determinada y distorsionemos el pedido de la pretensión.   

 

DECISIÓN:  

Por las consideraciones expuestas, la Sala Constitucional de Lambayeque, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú, REVOCA el auto apelado; REFORMANDOLO, ORDENA ADMITIR A TRÁMITE la demanda. 

Publíquese y notifíquese.

 

SS. 

HUANGAL NAVEDA

CARRILLO MENDOZA

FIGUEROA GUTARRA


[1] Ley 29497. Artículo 2. 

Los jueces especializados de trabajo conocen de los siguientes procesos (…) en proceso abreviado laboral, de la reposición cuando ésta se plantea como pretensión principal única.  

[2] STC 206-2005-PA/TC 

7. (…) los criterios jurisprudenciales establecidos en el caso Eusebio Llanos Huasco, Exp. N.º 976-2004-AA/TC, para los casos de despidos incausados (en los cuales no exista imputación de causa alguna), fraudulentos y nulos, se mantendrán en esencia. En efecto, si tal como hemos señalado, el contenido del derecho constitucional a una protección adecuada contra el despido arbitrario supone la indemnización o la reposición según corresponda, a elección del trabajador, entonces, en caso de que en la vía judicial ordinaria no sea posible obtener la reposición o la restitución del derecho vulnerado, el amparo será la vía idónea para obtener la protección adecuada de los trabajadores del régimen laboral privado, incluida la reposición cuando el despido se funde en los supuestos mencionados.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: