h1

V Congreso REDLAJ. DESAFÍOS CONTEMPORÁNEOS PARA EL ESPACIO JUDICIAL LATINOAMERICANO. Lima, 23 de noviembre de 2011.

24 noviembre, 2011

 

V Congreso REDLAJ. DESAFÍOS CONTEMPORÁNEOS PARA EL ESPACIO JUDICIAL LATINOAMERICANO. Lima, 23 de noviembre de 2011.  

 

IV PANEL: LAS REFORMAS PROCESALES EN IBEROAMÉRICA 

Moderador: Gabriella Merialdo Cobelli (Uruguay) Vicepresidente de la REDLAJ

 

Relator: Salomón Saavedra Dorantes (México)

 

Tema 1: La reforma del proceso penal. Horst Schoenbohm (Alemania). Magistrado en Alemania

Manifestó que su experiencia en la reforma procesal penal abarca la mayor parte de los países latinoamericanos, los cuales han pasado por importantes procesos de reforma.

Es importante precisar que el concepto de reforma es una idea global: comprende no solo a los Poderes Judiciales sino también a los abogados, a quienes se les exige identificarse con la reforma procesal.

De otro lado, se requiere la coordinación efectiva interinstitucional para evitar el incremento de la criminalidad. El Código Procesal Penal, podemos afirmarlo, tiene poca incidencia sobre del desarrollo de la criminalidad.

¿Cómo construir un proceso de implementación? Toma un tiempo limar asperezas, es necesario afirmarlo, para llegar a la lógica de un efectivo funcionamiento de las instituciones.

Por ejemplo, un número de Secretarios considerable, en el antiguo sistema procesal, no cumple una efectiva labor sobre la adecuada marcha del proceso en tanto ese sistema presenta manifiestas carencias.

Otra exigencia es la de apoyo estatal. Otto von Bismarck, antiguo canciller alemán, señaló que aprendía de sus errores, y eso nos lleva a plantear la importancia del autoaprendizaje respecto al nuevo modelo.

Entonces, si no hay efectiva coordinación interinstitucional, no podemos lograr que los demás suban al barco.

En el área rural, de otro lado, hay otras exigencias para la implementación. Se trata de otros factores y valores que es necesario tener en cuenta. Podemos decir, en esa lógica, que se trata de otros tejidos, por utilizar una expresión figurativa.

La capacitación es otro reto importante: se necesita un cambio de la cultura de litigio. Se necesita una capacitación que destruya rutinas. Los juicios deben durar menos tiempo, eso es un nuevo paradigma. Esto significa que la base de capacitación debe ser la de casos prácticos sobre el nuevo modelo para definir inclusive vacíos y problemas de interpretación pero también para un efectivo cambio de experiencias.

Importante es poner de relieve que los problemas de criminalidad no son solucionados a través de reformas procesales penales pues aquella es una exigencia de amplios estándares, respecto a los cuales las soluciones tienen varios elementos. Inclusive Nueva York, con toda una política de monitoreo, ha logrado avances frente al crimen mas no incide en ello solo el esquema procesal.

La falta de orientación hacia la prestación de servicio es otro aspecto a tener en cuenta respecto a la calidad. Los servicios deben apuntar a su eficiencia y eficacia en el nuevo modelo.

En conclusión, no puede haber expectativas exageradas sobre el nuevo modelo procesal penal. No se puede solucionar todo a la vez. Las reformas, por si solas, no solucionan la criminalidad.

 

Tema 2: José Lucio Munhoz (Brasil) Magistrado y Vocal del Consejo Nacional de Justicia

Agradeció la acogida de los colegas peruanos y señaló que va a orientar su exposición hacia los aspectos procesales de la labor brasileña en materia de trabajo, especialidad que en Brasil merece una destacada importancia.

En cuanto a la estructura del Poder Judiciario de Brasil, los procesos se ventilan en última instancia ante la Suprema Corte. El Consejo Nacional de Justicia se presenta como el órgano de dirección en materia administrativa.

Nos interesa el tema de la justicia de trabajo. Los Tribunales Superiores de Trabajo actúan como instancia de resolución en un segundo nivel jurisdiccional.   

En cuanto a números de la justicia laboral, el 2010 hubo 2 millones de  nuevos procesos, una cifra impresionante que refiere la importancia de la justicia laboral, lo cual referencialmente nos da una cifra de 958 procesos por juez.

Los principales principios de la justicia de trabajo en el modelo brasileño son: oralidad, informalidad, concentración e inmediación, celeridad y eventualidad. 

En cuanto a la celeridad, un proceso en materia laboral no debería superar los 120 días en cuanto a su tramitación. En primera instancia, 1044,935 vienen siendo juzgados en primera instancia. Frente a estas cifras, se vienen impulsando en forma activa los procesos de conciliación y mediación, en tanto mecanismos de descongestión de la justicia que imparten los jueces, los cuales ciertamente se encuentran recargados en su tarea de resolver.

Brasil ha reforzado mecanismos de impulso de la conciliación como la semana de la conciliación, dada la relevancia de estos retos. De igual forma, vienen recibiendo mucho énfasis la digitalización de los procesos, en cuanto se pretende llegar a la justicia de “cero papel”.

 

Panelista: José Antonio Neyra Flores (Perú) Juez Supremo

Señaló en su intervención que Perú viene implementando diversas modalidades para una efectiva aplicación del modelo procesal penal.

Entre otras opciones, la aplicación del principio de oportunidad viene permitiendo ya la solución del 20% de casos. A su vez, la terminación anticipada del proceso proyecta, de igual forma, una forma de racionalización del proceso en tanto poco más del 20% de los procesos son solucionados bajo esta modalidad.

A su turno, parte el nuevo modelo de que las leyes no se aplican sino se interpretan y en ese propósito la exigencia es incluir a todos los actores, entre los cuales se encuentran los abogados, en quienes todavía advertimos un nivel de deficiencia que aún no logra ser superado pues la cobertura de capacitación no es suficiente. Los Colegios de Abogados vienen impartiendo cursos de capacitación pero es de advertirse que no existe aún conciencia de que el modelo realmente ha cambiado en forma radical. Los abogados piensan, en términos figurativos, que están frente a un partido de futbol y sin embargo, aún no han advertido que el partido, ahora, es de basket.

Un ideal a lograr, a pesar de las dificultades, es lograr que solo un 3% de los procesos llegue a juicio oral. Lo demás debe, inevitablemente, concluir bajo una u otra modalidad.

En consecuencia, los 5 años de vigencia del nuevo modelo procesal en Perú, ha presentado más aspectos positivos que contrarios. La reforma va en crecimiento en sentido amplio y tenemos hasta 75 ejecutorias vinculatorias que ilustran el modelo. 

Queremos dar seguridad jurídica y ello es una exigencia impostergable.

En lo laboral el juez es tuitivo. El Ministerio de Trabajo ha establecido formularios para simplificar las peticiones. Se busca evitar el abuso del derecho.

 

Relator: Salomón Saavedra Dorantes (México) Secretario General de la REDLAJ

Graficó a grandes rasgos las exposiciones desarrolladas, destacando los avances de la reforma procesal penal en Perú y las características de la reforma laboral en Brasil. Puso énfasis en las urgencias de las reformas frente a retos de envergadura como la existencia de millones de procesos en trámite.

De otro lado, enfatizó la importancia de los cambios también en conductas en los jueces. Este es una esencia vinculada a la practicidad. No podemos quedarnos en la dialéctica, en la teoría. Urge cumplir con las reformas exigidas por la sociedad.  

 

V PANEL: CONSTITUCIÓN Y ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

 

Moderadora: Isabel Torres Vega (Perú) Jueza Suprema

 

Relator: Edwin Figueroa Gutarra (Perú) Juez Superior del Poder Judicial y miembro titular del Consejo Directivo y Fiscal de la REDLAJ

 

Tema 1: Jesús Ignacio Martínez García (España) Catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Cantabria

Manifestó su complacencia por encontrarse en nuestro país. Un Juez no es solamente alguien que toma decisiones, sino un pensador. Su tarea no es solo calcular e intuir sino también deliberar, considerar atentamente los pros y los contras de una buena decisión.

Es desde Aristóteles que la reflexión se acerca a la prudencia pues es un arte que exige una profunda deliberación. Kant tras la crítica de la razón pura y la razón práctica, identificaba la reflexión como una de las facultades superiores del hombre y muchos saben derecho pero no saben deliberar.

Dos aspectos son importantes a este respecto: la interpretación y la argumentación. Las interpretaciones se argumentan y las argumentaciones se interpretan, todo es susceptible de interpretación: vivimos en la edad de la interpretación.

Tradicionalmente interpretar era descifrar el contenido de las palabras. Hoy interpretar es dar sentido a los argumentos, asumir el significado de los derechos insertos o no en la Constitución. Son palabras a las cuales el juez debe dar sentido, interpretar el derecho es interpretar el mundo. No hay mundo sin interpretaciones. Forma parte del esfuerzo por el cual el mundo es no solo inteligente sino admirable.

La Constitución es el fundamento del derecho, su base. La expresión de Kelsen respecto a la Norma Fundamental- o Grundnorm- transmite la idea de que la norma es a la vez fundamento  y el resto del derecho se debe poner bajo sospecha si no hay interpretación. La interpretación nos permite interrogar a la Constitución sobre los derechos.

El Juez no es solo un pensador sino un razonador. La lógica ha sido inventada por los jueces. Argumento no solo es un razonamiento lógico sino la trama que sostiene un discurso.

Ya lo decía Vargas Llosa: sin argumento no hay literatura. La jurisprudencia es pues así común a los significados. Un juez es finalmente un escritor. Solo desde el argumento entendido como trama, se produce un acopio de los conceptos y de su interpretación.

¿Cuál es la relación entre argumentación y decisión? Según Habermas, la interpretación debe tender al consenso. Toda argumentación tiende en esencia a ser polémica y muchas veces hablando, se descubre diferencias irreconciliables, ese es un escenario de perspectivas que algunas veces se multiplica. Los argumentos, innumerables en determinado momento, no bastan, y se exige una respuesta.

Ya lo decía Kierkegaard, reconociendo que la locura es también una forma de talento y argumentar, exige talento. No hay ninguna teoría de la argumentación que pueda resultar totalmente satisfactoria. No se puede juzgar el sentido pleno de la argumentación pues cada vez más se tiende a difuminar la diferencia entre argumentación e interpretación.

La argumentación pertenece al logos. La mano de la justicia, en la visión clásica, contempla situaciones en las que no se puede juzgar con total certeza y de ahí que se requiere argumentación.

Nadie está en la posesión de la verdad pues cada uno tiene la suya y qué difícil es juzgar. Ésta es una conclusión válida a la que podemos arribar.

 

Tema 2: Ángel Pelayo (España) Catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Cantabria

Los derechos fundamentales ocupan un espacio de importancia en las Constituciones. Ya lo decía el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano: “Una sociedad en la que la garantía de los derechos no está asegurada, ni la separación de poderes definida, no tiene Constitución.”

Apreciemos que la ley ocupaba, hace 200 años, un lugar prevalente en el ordenamiento jurídico. El Código cumplía el papel de las Constituciones contemporáneas. Dicha prevalencia era el supuesto que permitía la fortaleza del ordenamiento jurídico como una unidad en la cual todo estaba al servicio de la ley. El positivismo legalista era la doctrina preponderante que identificaba la doctrina del Estado de Derecho.

Hoy ha evolucionado el modo de trabajar del jurista. Frente al constitucionalismo antiguo, con las nuevas Constituciones, la pluralidad de valores representa un panorama mucho más abierto, susceptible de diferentes panoramas ideológicos. Jurídicamente los principios constitucionales, por su carácter abstracto, entran en colisión unos con otros. Metodológicamente hoy los derechos fundamentales son principios y las reglas se agotan en sí mismas. A las reglas se les aplica las formas de interpretación que identifican el lenguaje del legislador.

Hoy principios y valores juegan un rol fundamental. En la ciencia constitucional actual el discurso de los derechos fundamentales ha tomado la delantera a cualquier otro discurso y representan un extraordinario desarrollo.

Argumentar consiste en dar razones a favor o en contra de una determinada tesis, se encuentra orientada a justificar decisiones. Hoy no solo basta subsumir sino se exige justificación de amplios estándares.

Dada la pluralidad de valores, la cuestión es saber si estos juicios son expresión de razones o intereses. Así son necesarias técnicas de argumentación que eviten que el desacuerdo acabe en un conflicto mayor.

La lógica jurídica no es una lógica de la verdad.  Los argumentos incluyen elementos de la lógica formal. Frente al formalismo jurídico, el razonamiento jurídico acude a elementos de la ponderación.

Señala Zagrebelsky que nuestros ordenamientos se adscriben a muchos juicios de valor en tanto los principios son preceptos que superan y trascienden a la realidad.

En tanto que la norma ha de delimitarse para el caso concreto pues así lo exigen las condiciones de las mismas, los jueces aparecen como un Sherlock Holmes para definir el caso concreto. A esto debemos sumar que el campo de la bioética plantea enormes desafíos jurídicos pues exige al derecho comportarse como un sistema de valores.

Nos parece que el proceso de ponderación suele ser subjetivo pues la falta de certeza afecta a los argumentos. La función judicial se convierte en una función intermedia entre el Derecho y la realidad, configurándose así la postulación de un derecho dúctil como expresión de un derecho razonable, al tiempo que es exigible argumentar de una forma convincente. 

 

Pedro Grández Castro (Perú) Director General de la Academia de la Magistratura

Hoy podemos afirmar que no hay decisión que no venga a estar respaldada por algún tipo de razón y debemos advertir, al mismo tiempo, que ésta es una exigencia de todo Estado constitucional.

La idea de democracia deliberativa está presente en todo modelo argumentativo.  Y si bien todos estamos involucrados en algún tipo de deliberación, es el juez a quien le corresponde asumir la definición última de un problema jurídico.

En Europa los aportes del constitucionalismo han venido a llamarse neoconstitucionalismo. En América del Norte se defendía el rol de la labor del juez, en contraposición al poder del cual se ufanaba Europa respecto al mismo,  al cual se le denominaba representante de un verdadero poder nulo.

Hoy, tras tanto trasegar, a través del discurso de los derechos fundamentales, el juez entra en relación entre la ley el derecho, y solo argumentando, el juez llena los espacios y vacíos del Estado neoconstitucional.

 

Ángel Mejorado Maquez (México) Participante Reforma Universitaria UJED

Recalcó la importancia de los derechos humanos como elementos intrínsecamente inherentes a la persona y defendió que se trata, en cierta medida y en alguna forma, de plasmaciones iusnaturalistas, y que en propiedad, son expresiones de una sociedad jurídicamente organizada.

Acotó que el movimiento moderno de los derechos humanos se ha visto enormemente reforzado desde fines de la Segunda Guerra Mundial y destacó la importancia de diversos tratados e instrumentos que forman parte del sistema de protección de los derechos humanos, tanto a nivel interamericano como a nivel universal, entre ellos, la Convención Americana de Derechos Humanos, el Convenio Europeo de DD.HH., y la Carta Africana de Derechos Humanos, entre otros.

Remarcó la importancia que cumple la argumentación jurídica en la determinación de los alcances de las controversias que atañen a los derechos humanos.

 

Relator: Edwin Figueroa Gutarra (Perú) Juez Superior del Poder Judicial y miembro titular del Consejo Directivo y Fiscal de la REDLAJ

Pretendió poner de manifiesto las ideas centrales de las principales exposiciones en este V Panel y en relación a lo expresado por Jesús Martínez, puso de relieve la figura de pensador del juez, quien en expresión de Marina Gascón Abellán, parafraseando a Reichenbach, era como un jugador que hace una apuesta racional conociendo bien las leyes de la probabilidad.

Manifestó lo importante que era que en los próximos años las exigencias de los nuevos modelos orales del Derecho, habrían de tener una importancia inusitada pues los modelos de argumentación que hoy manejamos, deberían  verse ajustados, de alguna forma, por ese nuevo modelo argumentativo oral que viene a representar una expresión de una nueva forma de construir razones en el Derecho.

En relación a la exposición de Ángel Pelayo, destacó la importancia del discurso de la ponderación, aún cuando se pudieran advertir algunas ideas contrarias.

Identificó que es muy difícil que podamos representar al juez Hércules de Dworkin, es decir, a aquel juez que con sabiduría, paciencia, habilidad y agudeza, sí puede llegar a la tesis de la única solución correcta, en tanto los demás jueces solo lo somos de carne y hueso, y no tenemos sino falibilidades en la determinación de las controversias, aunque a través de la ponderación procuramos lograr la mejor respuesta posible, dentro de las posibilidades jurídicas y fácticas.

En cuanto a la exposición de Pedro Grández, quiso remarcar la relevancia de una “marcha triunfal” de la Constitución en tanto hoy el concepto de jurisdicción constitucional, es de orden dinámico y no estático, superado esa idea fija de Grundnorm de la cual nos habla Kelsen con un sentido más de legalidad que de legitimidad. Resulta pues cierta la tesis de que el Estado neoconstitucional reformula las bases del derecho y ciñe nuestras formas de pensar a nuevos items como más principios que reglas, más ponderación que subsunción, zonas no exentas de control constitucional, prevalencia del juez constitucional frente al legislador y manifestación de una constelación plural de valores en vez de homogeneidad ideológica.

En referencia a los derechos humanos, destacó su carácter de progresividad y la relevancia de que los mismos, remarcan una interpretación de legitimidad a partir de su ubicación en los distintos instrumentos internacionales que contemplan los ordenamientos constitucionales.

 

Ceremonia de clausura

Mesa de Honor: Pepe  Chaves,  Gabriella Merialdo, Galo Pico, Salomón Saavedra, Ricardo Vigil, Edgardo Torres y Luis Salas.

Concluidas las ponencias de rigor, el Presidente de la REDLAJ,   José Eduardo Cháves Junior, invitó a pasar a los directivos a la mesa principal, y expuso la importancia de haber desarrollado 5 paneles en forma regular durante el curso de estos días. Señaló que estamos en un mundo cada vez más especializado y de esa forma, hemos procurado dar forma a todas las especialidades en los paneles conformados. 

Agradeció, una vez más, el apoyo de todas las autoridades peruanas para la realización de este evento así como el concurso permanente de los diversos magistrados de los 13 países representados en esta reunión.

Con estas palabras declaró clausurado el presente evento y señaló que es México ya la sede del VI Congreso de la REDLAJ el próximo año 2012.

Invitó a los presentes a departir un almuerzo en las instalaciones del Hotel Sheraton, luego de lo cual tendría lugar la sesión de rigor de los asociados para la elección de la nueva Junta Directiva período 2011-2013. 

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: