h1

Sistema universal de protección de derechos humanos. René Uruena. DD.HH. PUCP. 01 de febrero de 2012

4 febrero, 2012

Curso Internacional de Especialización “Jurisdicción, DD.HH. y Democracia. El discurso transnacional de la justicia”

 

Miércoles 01 de febrero de 2012

Sistema universal de protección de derechos humanos

René Uruena. Director del Area de Derecho Internacional de la Universidad de los Andes (Colombia) 

 

1. Ideas previas

Existen tensiones fundamentales de los dd.hh.  y vacíos centrales de relevancia, cuyos problemas se reflejan en el sistema de implementación de los dd.hh. a nivel universal.

Los dd.hh. en esencia son una referencia normativa. El origen de los dd.hh. no es el derecho, es la parte referida a lo humano.

Deriva un valor inherente de los dd.hh.  y la idea de origen proviene del Tribunal Federal alemán. No podemos renunciar a nuestra dignidad y no se puede esclavizar a las personas. Esta primera teoría se refiere a los valores inherentes y es la que trabaja la Corte Interamericana de DD.HH. .

Una segunda teoría es la referida a la idea de la libertad y la encontramos en las jurisdicciones anglosajonas. Se dice aquí que los jueces no son nadie para decirles a las personas cuáles son sus derechos pues ellos residen en la libertad de la propia persona. Los críticos dicen que la dignidad es un enfoque inventado de los jueces. De esa visión de libertad nacen los derechos de primera generación, en el  sentido de que el Estado no puede meterse con la libertad. De la primera teoría – la dignidad- nacen los DESC.

Las teorías de dignidad y libertad son opuestas, conceptualmente, mas en la práctica se identifican.

 

DD.HH. y democracia.

Hay relación entre dd.hh. y democracia. No se pueden adoptar decisiones que por ser solo democráticas, impliquen afectaciones de dd.hh. Por ejemplo: pena de muerte para quienes usen camisas a rayas. ¿Es democrática la decisión, aunque todos lo decidan? No.

Los dd.hh. son necesariamente antimayoritarios, no necesariamente democráticos. A los dd.hh. no les gustan las mayorías. Los dd.hh. son un estándar normativo que existe en función a un valor diferente a la mayoría. La voz del pueblo es la voz de Dios pero la voz de los dd.hh. no es la de la mayoría.

 

DD.HH. e institucionalidad.

El órgano que se ve fortalecido por la expansión de los dd.hh. es el Poder Judicial, y no el Legislativo (el cual representa a las mayorías); tampoco el Ejecutivo. Las Cortes son quienes hablan de DD.HH.. El lenguaje de dd.hh. permea el lenguaje de los Poderes.

  

DD.HH. y soberanía.

Visto lo anterior, los Estados ya no son una unidad. Los dd.hh. han visto a los Estados como una caja negra, ellos tienen una soberanía. Los Estados son soberanos sobre sus asuntos. En Derecho Internacional la soberanía recibe el nombre del principio de LOTUS, que consagran la soberanía. (Ver antecedente 1918, fallo referido a un barco). Sin la soberanía los Estados no tendrían consistencia.

 

Derechos universales y redes globales.

Las redes globales son muy importantes para conocer el sistema de funcionamiento de los dd.hh. Se trata de redes transnacionales de activismo que hacen funcionar los dd.hh. y no es que los gobiernos necesariamente hayan desarrollado ese impulso.

 

Antecedentes de los dd.hh.

Los siglos XVI- XVII implican un nuevo paradigma sobre la concepción del hombre y las teorías del derecho natural.

En la Declaración de Virginia (1776), Jefferson incluyó la frase referida a que todas las personas nacían iguales y que aspiraban a la felicidad.

La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) marca otro hito respecto a los dd.hh.

Los dd.hh. son vinculantes cuando el Estado da su consentimiento. Lo que es imperativo realmente son las normas de ius cogens.

Ver “El Parlamento del hombre” (Paul Kennedy). Refiere que individuos que huyeron durante la II Guerra Mundial, concluida la guerra, presionaron de tal forma que lograron importantes cambios respecto a los dd.hh.

Ver en los materiales de trabajo la lectura “Los dd.hh. como parte del problema” de David Kennedy.  Contiene importantes criterios críticos respecto a los dd.hh.

 

2. Orígenes jurídicos.

 

Derecho humanitario (y su conexión con los dd.hh.)

Lo primero que existió fue el Derecho Internacional Humanitario DIH, no los dd.hh. El DIH es el derecho de las conductas en la guerra. Se encuentra regulado en los Convenios de Ginebra de 1949 (4 Convenciones y 2 Protocolos, información completa en www.circ.org).

Los dd.hh. aplican durante la guerra y la paz; el DIH, solo durante la guerra, ¿cuáles armas se pueden usar? La Corte Internacional de Justicia estableció una excepción: fue la referida a las armas nucleares, porque generan un daño masivo tan inmenso y pronto que no admiten especificaciones. Es decir, causan tal destrucción inmediata que no hay ni siquiera grados de uso de las armas. El DIH no prohíbe la guerra sino aspectos de la guerra.

Los militares colombianos se suelen referir, en casos de conflicto armado, a “muertes colaterales”; para los dd.hh., hay ejecución extrajudicial.

La Liga de las Naciones constituyó un tímido acercamiento a los dd.hh. después de la I Guerra Mundial. Fracasa clamorosamente al ascender el nazismo.

 

3. Internacionalización de derechos humanos

Respecto a los dd.hh. no hay una pirámide. No hay una jerarquía entre los dd.hh. , a diferencia de las normas en los Estados. Hay una red de relaciones basadas en el consentimiento de los Estados. La normatividad de los dd.hh. es relativa y consiste en que obligan según los Estados que hubieren aceptado y prestado su consentimiento, con todas las formalidades necesarias.

La excepción al principio de normatividad relativa son las normas de ius cogens. Éstas son normas imperativas aceptadas como inderogables y aceptadas por toda la comunidad internacional. Los dd.hh. son derogables en ciertas circunstancias;  las normas de ius cogens, no. Por ejemplo, la tortura, constituye ius cogens porque no se puede torturar.

En el caso de Bush, a  propósito de la autorización de la tortura, el abogado John Yoo, del gobierno de Bush, planteó la idea de que los actos de interrogación no constituían tortura pues no había amenazas a las funciones vitales del interrogado. Se le hacía creer al interrogado que se podía morir, al caerle agua, pero no era así. (Ver los memorando de 25 de enero de 2003 de Yoo).  Sin embargo, tal posición es cuestionable.

Sabemos que las normas de ius cogens son las decisiones jurisprudenciales que así lo han determinado. En el caso Nicaragua sobre actividades paramilitares, fue decisión de la Corte Internacional de Justicia determinar que la tortura fuera ius cogens. En el caso del apartheid, fue un caso de Sudáfrica el que lo estableció. No existe una fuente jurídica específica.

Son preguntas básicas respecto a los dd.hh.: ¿Para qué?, ¿Cómo? y ¿Por quién?

Estructura jurídica

–          Reciprocidad: los dd.hh. no son recíprocos. Si alguien los viola, ello no faculta a un tercero a violarlos.

–          Subsidiariedad. El SIDH está basado en la idea de que los dd.hh. deben ser protegidos y en caso de violaciones, debe ser el Estado el que juzgue. Solo subsidiariamente se apela a la comunidad internacional. Se debe agotar el sistema interno.

–          Normatividad relativa y ius cogens( normas imperativas de derecho internacional)

–          Soft law  (derecho blando). Son normas que están redactadas como una norma jurídica obligatoria, contenidas en instrumentos que parecen vinculantes pero no lo son. Son blandas porque no vinculan. El mejor ejemplo es la Declaración Universal de DD.HH. ¿Cómo lo sabemos? En virtud de las ratificaciones de estos instrumentos. Hay muchas decisiones de los organismos internacionales que no son obligatorias, son recomendaciones. La Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas (en reuniones anuales entre 24 de mayo al 17 de junio) desarrolla borradores de tratados. Son un buen ejemplo de soft law.

El activismo judicial puede ser peligroso para los dd.hh. En los años 80, el TEDH se estaba metiendo en todo. Los Estados optaron por formular reservas: Inglaterra, respecto al IRA; Alemania, en relación a que prevalecían las decisiones del Tribunal Federal alemán sobre las del TEDH.

Son argumentos tipo de oposición al sistema de protección: que quienes los defienden, no conocen la verdad al estar muy lejos de la propia realidad de los Estados, que son ilegítimas las autoridades que deciden al respecto pues no se les ha elegido por todo el sistema; y por último, porque se “odia” a algunos Estados (en la idea de que quienes los propugnan están ideologizados) .

Es importante acercarse a las estructuras argumentativas para identificar la posición que subyace en los criterios antes señalados.

Hasta aquí  hemos desarrollado un primer bloque de ideas introductorias.

El segundo bloque, a continuación, es más pragmático.

 

4. La ONU

El sistema universal de los dd.hh. apunta a que éstos sean protegidos cuando el sistema interno ha fallado. Se genera una estructura institucional. “Irse afuera” es más difícil pero necesario. Sin embargo, lo más eficiente es que las Cortes nacionales decidan. El juez nacional es responsable de proteger los dd.hh., al margen de los juegos políticos.

La Carta de las Naciones Unidas.

Se llama sistema universal porque vincula a todos los países, no es regional. Su plataforma es el sistema de las Naciones Unidas.

–          Objetivo: Paz y seguridad. El sistema universal se forma a efectos de proteger la paz y la seguridad mundial, no para proteger los dd.hh. La Liga de las Naciones fue un fracaso porque no logró impedir la II Guerra Mundial.  No se llegó a proteger a las minorías de manera adecuada. Las “minorías” eran antes solo un concepto político, luego ello evolucionó a un sistema de protección estatal. Se planteaba antes la idea de “transferencias obligadas”, en sentido de desplazamiento,  de ciertas minorías. Se dio, por ejemplo, la partición entre India y Pakistán, o el desplazamiento de húngaros, o los casos de Bulgaria y Grecia. Los derechos humanos aparecen como un medio, una herramienta para lograr la paz mundial. Hubo 2 personas fundamentales en el nacimiento de las NN.UU.: Jan Smuts, Presidente de Sudáfrica. Propuso incluir el concepto de “humanidad”. La segunda persona fue Nehru (India), quien creía la idea de Marx respecto a que los dd.hh. eran una ficción legal para continuar la explotación. No hay un capítulo referido a los dd.hh. en la Carta de las Naciones Unidas, su inclusión es dispersa.

–          Los derechos humanos como principios. Lauterpacht, judío, huyó de Alemania por la persecución, su familia murió en campos de concentración. Propuso que todo el sistema esté basado en la protección del individuo, lo que implicó una vuelta de 180 grados a la idea de las Naciones Unidas, cuya premisa inicial fue controlar a Alemania, dar poderes a Francia, etc. Se fortaleció el objetivo de proteger a las minorías para evitar los conflictos. Se percibió que los Estados plurinacionales generaban guerras.  Lauterpacht logró invertir el concepto: el individuo no podía ser excusa para la protección de los Estados, sino los Estados debían ser una excusa para la protección de los individuos. El constitucionalismo moderno (Virginia, Francia) se basó en el individuo. Todos los dd.hh. existían desde Virginia y por ello no es tan cierta la idea de las apariciones de las generaciones de derechos humanos.

–          Influencia de Núremberg. Nüremberg significó juzgar a responsables de graves violaciones a los dd.hh. y de ahí su enorme importancia.

 

Asuntos institucionales

–          Capítulo IX.

–          Artículo 61 ECOSOC. Previó la creación de los DESC mas no consideró como prioridad los dd.hh.

La proclamación de Teherán fue la primera conferencia internacional de derechos humanos. Tuvo lugar del 22 de abril al 13 de mayo de 1968 (aprobada por la Asamblea General el 19 de diciembre de 1968). Abarcó 2 ideas relevantes: erradicación del apartheid y descolonización. A pesar de sus avances no ha suscitado mayor interés en las instancias de la ONU.

Detalle curioso: la delimitación de los países africanos es lineal, ello generó serios problemas respecto a minorías.

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: