h1

I CONGRESO INTERNACIONAL MULTIDISCIPLINARIO EN MATERIA DE FAMILIA. Durango, México. 05 de noviembre de 2012.

6 noviembre, 2012

I CONGRESO INTERNACIONAL MULTIDISCIPLINARIO EN MATERIA DE FAMILIA

 

VICTORIA DE DURANGO, MÉXICO, NOVIEMBRE 05, 06 y 07 de 2012

 

Jornada del 05 de noviembre de 2012

 

En la sede de la Universidad de Juárez en el centro histórico de Durango, México, reunidas las autoridades universitarias, judiciales y de la Red Mundial de Juzgadores de Familia, en el auditorio principal de la Universidad de Juárez, tuvo lugar el inicio del presente Congreso.

 

Mensaje de bienvenida. Luis Tomás Castro Hildalgo, Rector de la Universidad de Juárez

Expresó su agradecimiento a todas las autoridades que hicieron posible esta reunión, así como la presencia de los ponentes extranjeros y mexicanos que hacen posible esta reunión.

Señaló que la familia, desde tiempos ancestrales, ha representado el eje a través del cual giran todas las circunstancias que desembocan en el seno familiar. Hoy el Derecho de Familia es multidisciplinario y exige el concurso de profesionales de todas las áreas.

 

Salomón Saavedra, Presidente Honorario del Congreso

Constituye para la Red Mundial de Juzgadores de Familia un enorme reto desarrollar esta actividad frente a una juventud deseosa de aprender y conocer la experiencia práctica de los temas de familia que preocupan a nuestra sociedad.

Agradezco la acogida de todas las autoridades, en especial de la Universidad de Juárez, para hacer realidad este Congreso e impulsar esta oportunidad de dialogar y de aglutinar esfuerzos por un México mejor.

 

Apolonio Betancourt Ruiz, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Durango

En la familia se edifica el mundo en que vivimos. Este Congreso resume el concurso de distintas autoridades y es nuestra intención lograr con estos esfuerzos que el Derecho de Familia logre una real autonomía y se independice del Derecho Civil, en cuanto reclama un espacio propio.

 

Inauguración del evento

 

Lic. Héctor Vela Valenzuela

Secretario de Educación

Luego de poner de relieve la importancia y dimensión del presente Congreso, en la medida de existir imperativos constitucionales respecto al Derecho de Familia, declaró inaugurado el presente evento.

 

Primera conferencia 

Derribando mitos en la impartición y administración de justicia familiar

Salomón Saavedra Dorantes (México) Catedrático de la Escuela de Derecho de la Universidad de Hidalgo. Ex magistrado 

Mucho se ha hablado de la protección de la familia, la niñez, así como del adulto mayor. Todo ello está enmarcado en las normas positivas, en la Constitución mexicana (artículo 4to sobre protección a la familia) y en los instrumentos internacionales. Y sin embargo, hay un deterioro importante pues la realidad presenta una situación contraria. Hace falta cubrir espacios, entonces, en tanto la sociedad hoy demanda nuevos retos.

México se ha visto influenciado con fuerza por el Derecho Romano y con el tiempo, ha logrado un desarrollo representativo del Derecho de Familia.  Julián Buitrón fue el autor del Código de Familia en Hidalgo, México. Entonces, tenemos herramientas relevantes en esta materia que concierne al núcleo familiar. A pesar de ello, no hemos podido definir adecuadamente el concepto de Familia y ello es una carencia importante. La Red ha trabajado el concepto de integración respecto a la familia y es una idea que proponemos desarrollar. Quizá mi generación ha hecho poco por integrar a la familia en la forma deseada y queda que las nuevas generaciones asuman el rol de un trabajo de mayores alcances al respecto.

Hemos intitulado nuestra ponencia aludiendo a derribar mitos pues precisamente muchas ideas sobre la Familia se han trabajado alejándose de su real contenido.

La experiencia judicial en nuestro país, en materia de familia, ha presentado carencia de efectividad en tanto los jueces no han interiorizado un criterio de real protección de la familia. En muchos casos se han privilegiado criterios formalistas, se han exigido innecesariamente antecedentes de los casos reclamados y con ello se han presentado, sin una real exigencia, dilaciones que no son compatibles con nuestra Constitución. Se presentan, entonces, situaciones de injusticia que es necesario erradicar. Se hace necesario enfrentar las consecuencias de una problemática familiar amplia frente a la cual nuestra sociedad exige soluciones prontas.

 

 

Segunda conferencia 

Etnias y familia en tiempos de cambio

Irene Mercedes Aguirre (Argentina)

Directora Multidisciplinaria Académica de la Red Mundial de Juzgadores de Asuntos Familiares

Propongo hagamos un pequeño viaje mental para que distingamos por qué se presentan tantos equívocos de distinta índole en materia de familia.

El Dr. Salomón Saavedra ha graficado muchas distorsiones respecto a la realidad del Derecho de Familia. Entonces, siguiendo a Aristóteles, ¿cómo encontrar el justo medio? ¿cómo llegar a que lo que se dice con la referencia a que el deber ser se ajuste al ser? Reconocemos aquí una angustia existencial pues no logramos compatibilizar lo que debe ser con lo que es.

Vivimos un clima epocal, estamos juntos participando todos del mismo tiempo, somos propios de nuestro clima de época. La cuestión es cómo insertamos soluciones inclusive respecto a etnias.

¿Quiénes hacen las leyes? ¿Somos perfectibles? ¿Hay leyes perfectas? Nos queda solo el reto del esfuerzo continuado. Aristóteles nos refería 3 pautas: lo justo, el punto medio  y lo conveniente. Se requiere jueces, entonces, que sean justos, que encuentren la solución justa y cuya decisión sea ponderada.  Esto es un desarrollo de la idea aristotélica.

Las sociedades enfrentan, en esos contextos que señalo, hasta 3 procesos: un primer proceso alude a que a veces nos equivocamos y debemos esforzarnos doblemente.

Un segundo punto es que debemos entender que las diferencias culturales de los pueblos no son fruto de un capricho. Esos conflictos requieren mayor comprensión. No solo tienen un conflicto que es el problema sino la propia sociedad circundante. El magistrado, a veces, no suele entender de qué trata la gestión del conflicto.

Por ejemplo, veamos el caso de la palabra “pueblo”. En la idea “porque el pueblo…tal cosa”. Decimos que si el juez debe interpretar, verá aquello a lo que está acostumbrado el magistrado. Sin embargo, nuestra sociedad exige interpretar un poco más allá. La sociedad les pide a los jueces que interpreten culturas que tienen sus características propias. Se presenta la necesidad, entonces, de incluir esto como preparación del magistrado para entender a las sociedades en todas sus facetas.

El magistrado ya no puede conformarse con la sociedad como tal. Esa faceta de comprensión del otro está faltando en el ámbito del derecho. Se debe incorporar a la currícula.

Una tercera cuestión es que habría que incorporar el siguiente aserto: el magistrado debe tender a aprender qué ocurre con las familias y debe fortalecerlas con sus equipos. Tener resiliencia significar también la exigencia de fortalecer la personalidad. Es decir, no basta el conflicto como tal, sino se le exige al juez fortalecer a entes como la familia. Su visión del Derecho debe significar el fortalecimiento de una entidad como la familia.

Propongo en esta charla que el elemento central es la dignidad de la persona humana. En este caso, se requiere entender las dimensiones del derecho a la dignidad de las etnias, de los grupos humanos involucrados en los conflictos de familia. Lo defino como involucrar el discurso humanístico en el Derecho de Familia.

Los jueces deben reconocer en los otros, a quienes juzga, a sí mismo como persona. Debe reconocer una familia humana en el grupo que juzga. Aquí las Escuelas de Derecho tienen el reto de fortalecer la ética. No aludo a un deber ser sino a una moral como lo mejor que podemos hacer en nuestras sociedades. La idea es dar un paso más, constantemente, en hacer mejor las cosas.

 

Tercera conferencia 

Las familias y la indiferencia social, colectiva y pública. La discapacidad en la infancia y posibles abordajes de acompañamiento 

Ada Beatriz Fragoza Ramos (Argentina)

Lic. en Psicología. Coordinadora del Área de Psicología del Diplomado Internacional de la Red Mundial de Juzgadores de Asuntos Familiares

Voy a referirme críticamente al rol de los psicólogos en materia de familia. El psicólogo debe captar las angustias del sujeto en materia de familia, el cual a su vez está inserto en un conflicto social. No se trata de solo resolver la cuestión concreta sino de integrar un examen de amplias dimensiones a lo cual debe acompañarse una comprensión del sufrimiento.

Mi ponencia pretende enfocar un mensaje de inclusión en tanto aborda temas de discapacidad. Los ciudadanos tenemos una responsabilidad de inclusión respecto a los demás.

Si la familia está en estado de parálisis, en la sociedad se crea un conflicto. La resiliencia implica que todo aquello que es doloroso, genera una demanda de muchas respuestas. Las familias, a pesar de ello, son los grandes mecanismos de transformación del cambio.

El mundo hoy está persuadido de necesitar cosas y eso significa un contrasentido, un mundo cultural de otro tipo de necesidades que no son la familia. Hemos avanzado mucho en otras cosas pero aún así, tenemos territorios que viven en un estado de guerra, con víctimas de una macro y micro violencia. Los asesinatos se producen por bandas con trastornos psicopatológicos. No nos podemos quedar en partidos que dicen que solo ellos tienen la verdad. Debemos pensar hoy en los derechos y en la dignidad.

En esta realidad sociocultural se encuentran las familias con personas con discapacidad. Se requiere una nueva visión de estos tipos de problemas. Si la justicia no asume esta visión, causa daño. Se requiere, entonces, una gran transformación pues estamos frente a seres humanos que sufren.

 

Jornada tarde

 

Cuarta conferencia 

Los derechos de los niños. Algunas pautas sobre los estándares jurisprudenciales en el sistema interamericano 

Edwin Figueroa Gutarra.

Magistrado de Perú

Es mi intención en esta conferencia abordar, a grandes rasgos, los derechos de los niños y cómo la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Corte IDH, ha venido construyendo diversos estándares relativos a la jurisprudencia en materia de niños, situación que a su vez implica la definición de estándares que son criterios vinculantres para los países del ámbito interamericano.

Una primera noción a la cual hemos de referirnos es la vinculatoriedad de las decisiones de la Corte IDH respecto a los Estados parte del sistema y más aún, en un tema como lo es el Derecho de Familia.

Debemos poner énfasis en que, sin perjuicio de las dificultades respecto al sistema como tal, decisiones como las del caso Villagrán Morales vs Guatemala, o Walter Bulacio frente a Argentina, han significado sendas decisiones en las cuales la Corte IDH ha construido importantes conceptos respecto al tratamiento jurídico a los menores de 18 años.

En efecto, una primera idea a abordar es que los Estados no pueden alegar temas de autonomía o independencia frente a las decisiones del sistema. No se trata, tampoco, de una claudicación respecto a la soberanía nacional pero debemos enfatizar que el Derecho supranacional, respecto a los casos que comentamos, prevalece frente al Derecho Interno.

Pues bien, como segundo concepto debemos anotar que desde la Convención de los Derechos del Niño, éste pasa a ser, de una concepción sesgada que lo veía como objeto de derechos, a una visiíon más integral como sujeto de derechos.

La diferencia no es ociosa pues el deber de protección, como responsabilidad iusfundamental de los Estados parte del sistema, representa un tema que es de nuestro interés: en tanto la doctrina alemana nos brinda una visión del Schutzpflicht o deber de protección frente al Estado, en el caso de los niños, existe aún mayor rasgo de esa actividad pues esa noción ya referida del deber de protección, se convierte en deber especial de protección y por lo tanto, asume una carga más alta que los Estados se ven en la necesidad de atender.

El caso Villagrán Morales contra Guatemala y Walter Bulacio vs. Argentina, representan un exceso de las fuerzas policiales tras detener, en ambos casos, a jóvenes a quienes agreden  y les causan la muerte. Prueba de ello son las severas afectaciones físicas en los cuerpos de las vícitmas.

La Corte IDH sentó distintas premisas de interés como las pautas arriba enunciadas y enfatizó que los Estados no resultan sujetos legitimados para agresiones que finalmente terminan con el resultado muerte. Por tanhto, se impone un deber especial de protección y una exigencia real de respetar la vida de los menores, con mayor razón si éstos acusan una margen de indefensión dada sus calidades formativas. Aún hay mucho por trabajar al respecto y esto es un imperativo categórico para los Estados.

 

Quinta Conferencia 

Reproducción asistida y la familia actual. 

Gress Marissell Gómez Arteaga. (México)

Especialista en Genética Médica.

La reproducción es una aspiración humana. Los psicólogos manejan los criterios de pérdida que la ciencia a su vez pretende conducir a través de procesos científicos. Se somete a la pareja a una serie de estudios a fin de determinar si son candidatos idóneos para una reproducción asistida. En la medicina se obliga a medios y no a resultados. Se presentan limitaciones evidentes por diversas causas.

Existen diversas técnicas de reproducción asistida. Entre otras, la fertilización in vitro se produce en el laboratorio, no en el cuerpo de la mujer. Los espermatozoides son capacitados para la fecundación. Se implantan así en el fondo del útero.

Otro método es la críopreservación de embriones, la misma que representa un reto jurídico por definir. Se trata de guardar embriones a 196 grados bajo cero y que pueden durar mucho tiempo. ¿Qué pasa si los padres deciden separarse? ¿De quién serían los embriones?

Los grandes retos son nuevas necesidades y circunstancias, nuevas tecnologías científicas que a su vez conducen a nueva legislación y nuevas apreciaciones sociales. Las controversias y conflictos familiares exigen así muchas respuestas.

Se presentan, también, retos de nuevas familias. ¿Podrá haber 2 madres para un hijo? ¿Puede haber, en otra, una donadora o puede tratarse de 2 donadores? O finalmente, ¿pueden ser 2 varones padres de un niño?

La clonación implica extraer el material genético. Únicamente hay aportación genética, sin necesidad de un varón. Se toma una célula somática. Dolly fue el caso de una oveja que asumió la edad de la célula que la aportó. En caso esto se recondujera a la experiencia de los humanos, un clon tendría la misma edad, al nacer, de quien aportó su carga genética y esto, a pesar de constituir un avance de la ciencia, puede incluir algunas desventajas.

 

Saludos cordiales,

Edwin Figueroa Gutarra

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: