Archive for 23/08/13

h1

Técnicas de interpretación, argumentación y motivación de resoluciones. Academia de la Magistratura. Chiclayo, 24 de agosto de 2013.

23 agosto, 2013

 

Estimados amigos: 

Concluimos el Módulo de Técnicas de interpretación, argumentación y motivación de resoluciones parta la Academia de la Magistratura AMAG, poniendo énfasis en esta última sesión en problemas de motivación, los cuales nos conducen, necesariamente, a puntualizar algunos aspectos relacionados con falacias y claves en negativo de la motivación, como sucede con la motivación incongruente, insuficiente o aparente.   

Hemos de recapitular algunos aspectos de la primera sesión del 03 de agosto pasado, en especial lo referido al rubro de “calidad de las decisiones!” que maneja el Consejo Nacional de la Magistratura CNM en los procesos de ratificación de los jueces y fiscales, obligatorios en Perú  cada 7 años, y cuyos rangos de evaluación son:   

  • Comprensión del problema jurídico y claridad de su exposición
  • Coherencia lógica y solidez de la argumentación utilizada para sustentar la tesis que se acepta y refutar la que se rechaza.
  • Congruencia procesal
  • El manejo de la jurisprudencia pertinente al caso, en la medida de las posibilidades de acceso a la misma

Ciertamente es de de suma relevancia que exista una correlación de contenidos entre lo que enseñamos en la AMAG en Argumentación y lo que exige el CNM en calidad de decisiones, en tanto el 30% del puntaje en el proceso de ratificación está representado por este rubro de calidad de la decisión, lo cual en buena cuenta nos lleva a en qué medida se ha argumentado adecuadamente una resolución. 

En la idea de adelantar algunos contenidos, incluimos algunas referencias sobre falacias y tipos de motivación a evitar, siendo sus bases de referencia materiales de García Damborenea, Anthony Weston y el caso 728-2008-PHC/TC, caso Giuliana Llamoja. 

 

 

GLOSARIO DE CRITERIOS GUIA- FALACIAS 

Falacia ad HOMINEM, o falacia ad personam. Se llama así todo mal argumento que, en lugar de refutar las afirmaciones de un adversario, intenta descalificarlo personalmente. Consiste, por ejemplo, en negar la razón a una persona alegando que es fea. Al describir a un oponente como estúpido, poco fiable, lleno de contradicciones o de prejuicios, se pretende que guarde silencio o, por lo menos, que pierda su credibilidad 

Falacia de PETICIÓN DE PRINCIPIO, o Petitio principii (afirmación de lo del principio)   Postular o tomar lo del principio es demostrar por sí mismo lo que no está claro o no es conocido por sí mismo, esto es: no demostrar. 

Falacias del NON SEQUITUR (no se sigue) o de la conclusión equivocada. Denominación genérica para todos los argumentos en que la conclusión no se sigue de las premisas. 

Falacia ad IGNORANTIAM. Llamó Locke argumento ad ignorantiam al que se apoya en la incapacidad de responder por parte del adversario. El proponente estima que su afirmación es admisible aunque no la pruebe—  si nadie puede encontrar un argumento que la refute.    

Falacia de la GENERALIZACIÓN PRECIPITADA. Las falsas inducciones de algunas experiencias particulares, son una de las más comunes causas de los falsos juicios de los hombres. Lógica de Port Royal. Surge este sofisma cuando se generaliza a partir de casos que son insuficientes o poco representativos.   

Falacia del olvido de alternativas. Olvidamos alternativas cuando estamos tratando de tomar decisiones. Destacan dos o tres opciones, y sólo esas sopesamos. 

Ad misericordiam (apelar a la piedad). Apelar a la piedad como un argumento en favor de un trato especial. 

Ad populum. Apelar a las emociones de una multitud. También, apelar a una persona que «se comporta» como la multitud. 

Afirmar el consecuente. Una falacia deductiva de la forma;

Si p entonces q.

q.

Por lo tanto, p.  

Descalificar la fuente. Usar lenguaje emotivo para menospreciar un argumento incluso antes de mencionarlo. “Confío en que Usted no se haya dejado engañar por aquellos pocos intransigentes, quienes todavía no han pasado la edad de la superstición que…” 

Falso dilema. Reducir las opciones que se analizan sólo a dos, a menudo drásticamente opuestas e injustas para la persona contra quien se expone el dilema. 

Preguntas complejas. Exponer una pregunta o una cuestión de tal manera que una persona no pueda acordar o discrepar con usted sin obligarse con alguna otra afirmación que usted quiere promocionar. 

Argumentum ad BACULUM, también llamado Recurso a la fuerza. La expresión ad baculum significa “al bastón” y se refiere al intento de apelar a la fuerza, en lugar de dar razones, para establecer una verdad o inducir una conducta. La denominación es irónica, puesto que no existe tal argumento: se reemplaza la razón por el miedo. 

Argumento AD VERECUNDIAM, apelación a la vergüenza o a la reverencia. Falacia en la que, para intimidar al adversario, se apela a una autoridad que no está bien visto discutir.    

Recurso al TU QUOQUE. Tu quoque, traducido al castellano significa Y tú también. Consiste en rechazar un razonamiento alegando la inconsistencia del proponente. Se le acusa de hacer o defender lo mismo que condena o, al contrario, de no practicar lo que aconseja hacer a otros. Es decir, se emplea para despreciar las razones de quien no es consecuente, sin analizarlas.         

 

GLOSARIO DE CRITERIOS GUIA- MOTIVACIÓN 

Inexistencia de motivación o motivación aparente

La inexistencia de motivación supone fundamentalmente que no hay explicación sustancial alguna por parte del juzgador respecto a la controversia. La motivación aparente, por su lado, no da cuenta de las razones mínimas que sustentan la decisión o no se responde a los fundamentos sostenidos por las partes, o de ser el caso, se pretende cumplir formalmente con el mandato de motivación, alegando frases que no ostentan solidez fáctica ni jurídica.

 

Falta de motivación interna del razonamiento

El Tribunal Constitucional precisa que esta digresión“se presenta en una doble dimensión; por un lado, cuando existe invalidez de una inferencia a partir de las premisas que establece previamente el juez en su decisión; y, por otro lado, cuando existe incoherencia narrativa, que a la postre se presenta como un discurso absolutamente confuso incapaz de transmitir, de modo coherente, las razones en las que se apoya la decisión.

 

La motivación insuficiente

Aquí observamos un problema de gradualidad, es decir, el juez cumple con motivar pero lo hace de modo insuficiente. Debemos precisar que no se trata de dar respuesta, tampoco, a todas y cada una de las pretensiones de las partes, sino que la insuficiencia resultará relevante, desde una perspectiva constitucional, si la no existencia de argumentos o la expresada insuficiencia de razones, deviene manifiesta en contraposición de lo que fundamentalmente se decide.

 

La motivación sustancialmente incongruente.

La incongruencia en la motivación supone un problema de desviación, o de manifiesta modificación o alteración del debate procesal, a lo que se denomina incongruencia activa. Sin embargo, una simple incongruencia no implica necesariamente una función de control. Por el contrario, la ausencia total de dejar sin respuesta las pretensiones de las partes, o desviar la decisión de la dirección del debate judicial generando indefensión, implica una trasgresión del derecho a la tutela judicial y también del derecho a la motivación de la sentencia, lo que se trasunta en incongruencia omisiva. 

Saludos cordiales, 

Edwin Figueroa Gutarra

Anuncios
I·CONnect

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

La Mirada de Peitho

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

2018 Posts - IACL-IADC Blog

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

Argumentos en Derecho Laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Justicia en las Américas

Blog de la Fundación para el Debido Proceso

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI