h1

Entrevista a la Dra. Elvia Barrios Alvarado. IPSO JURE 26. Rol de la mujer en la judicatura

26 diciembre, 2014

IPSO JURE entrevistó a la Dra. Elvia Barrios Alvarado, Juez de la Corte Suprema de Justicia del Perú, a propósito de un tema que concita nuestra atención desde la perspectiva de género y es el rol que las mujeres juezas van asumiendo en nuestro país.

 

IPSO JURE IJ: ¿Cómo aprecia Ud. el desarrollo de la mujer en la judicatura en los últimos lustros?

DRA ELVIA BARRIOS ALVARADO EBA: Desde el último cuarto del siglo XX, se ha incrementado sustancialmente el número de mujeres que integran el sistema de Justicia, variando el predominio del género masculino y erradicando criterios de que la mujer solo podía llevar a cabo actividades no esenciales; este cambio de criterio creo particularmente que obedece a múltiples factores, entre las importantes la consideración de que la mujer es un instrumento de desarrollo humano, al que se adicionan las nuevas normas que permiten una mayor participación de la mujer  por ejemplo en la vida política del país, al nuevo enfoque de género.

Fíjese que desde  fines de la década del ochenta, ha sido evidente el aumento de las  mujeres en el ejercicio de la administración de justicia y es que según la Oficina de Estadísticas del Poder Judicial, a mediados de la década del 90, la participación de mujeres, a nivel de Juzgados Especializados, había igualado a la de sus pares varones. Lo cual significa que la cultura patriarcal, con todos sus mitos y estereotipos sociales respecto a la mujer,  predominantes hasta hace un par de décadas atrás, ha perdido paulatinamente su fuerza y  ha cedido a favor de la igualdad de géneros en todos los niveles del Estado, reconociendo a la mujer su plena capacidad en el desempeño de funciones importantes y su papel fundamental dentro del desarrollo de la sociedad.

 

 

IJ: La realidad evidencia hoy ya un número mayor de magistrados en el Poder Judicial y Ministerio Público en los primeros grados profesionales. Desde una perspectiva institucional. ¿Cree Ud. importante el notable avance del género femenino tanto en la judicatura como en el Ministerio Público?

EBA: Aún cuando los datos estadísticos posicionan a la mujer con una mayor participación dentro cargos directivos y otras instancias de poder y toma de decisiones; respecto a los grados más elevados de la función jurisdiccional, la presencia de juezas es inferior a la de los jueces. Recuerde que no fue sino hasta finales del año 1993 en que una  mujer, la Dra. Elcira Vásquez Cortez, fue nombrada como Jueza de la Corte Suprema de Justicia, ámbito ocupado tradicionalmente por varones.

Actualmente, el número de juezas titulares en ejercicio en la Corte Suprema de Justicia no superamos  el tercio de la totalidad de sus miembros, de 20 solo tres somos mujeres, lo cual representa una gran desproporción si la comparamos con el número de magistrados supremos titulares.

Ello indica que existe una agenda pendiente respecto al empoderamiento de las mujeres en los niveles más altos de la judicatura que permita una representación equitativa de mujeres. Es indudable que  hemos obtenido significativos avances en el Poder  Judicial como en la Fiscalía, empero todavía hay una agenda pendiente en el Poder Judicial y es el de incorporar políticas institucionales que homogenicen la perspectiva de género; esto es importante porque las mujeres constituimos la mitad de la población y nuestra participación igualitaria es exponente  de la igualdad que debe primar en nuestra sociedad.

 

IJ: ¿Cuáles cree Ud. son las condiciones más importantes de los/las jueces/juezas para el desarrollo de la función jurisdiccional?

EBA: El Juez ó Jueza  siempre debe ser un pacificador de conflictos,  buscar la solución al caso concreto que mejor contribuya a una convivencia pacífica y armónica, ello indudablemente debe ir en concurso con una formación profesional sólida, el conocimiento del derecho; muchos de los casos que se nos presentan advierten un tramado de complejidades, de ahí el requerimiento de su competencia profesional para resolver correctamente. Empero un juez ó Jueza con conocimientos no es suficiente pues además se requiere que realice su labor con independencia, sin presiones internas o externas de por medio, pues este es un deber que tiene frente al ciudadano. En realidad son un sinnúmero de condiciones, todas ellas importantes, que se requieren para el desarrollo de nuestra actividad, por ejemplo la probidad es un requisito indispensable que genera confianza ciudadana, la transparencia en su actuación, su compromiso social para consolidar una sociedad justa. Es que ser Juez ó Jueza entraña una gran vocación de servicio e implica una gran dosis de sacrificio personal a fin de satisfacer la demanda de tutela judicial.

 

IJ: Históricamente ha sido usualmente baja la aprobación del Poder Judicial ante la ciudadanía ¿Cree Ud. posible que una mejor gestión de los/las jueces/juezas permita una mejor aprobación de la labor judicial en la sociedad civil?

EBA: La gran deuda historia que tenemos es el retraso judicial, empero la inadecuada comunicación con los justiciables, el secretismo judicial, entre otros, han hecho mella en la apreciación que  la sociedad tiene respecto a la gestión que desempeñan los jueces y las juezas, de ahí que para obtener una mejor percepción del sistema de justicia debemos corregir las citadas deficiencias,  por ejemplo impulsar el expediente electrónico, la oralidad de los procesos, la adecuada gestión del despacho; es necesario para combatir la corrupción que mejoremos nuestro régimen disciplinario fortaleciendo como arma estratégica la prevención y transparencia judicial, utilizando mejores criterios de selección de personal. Hay que tener presente que el uso de las nuevas herramientas que nos brinda la tecnología y el compromiso respecto al adecuado cumplimiento de quienes estamos encargados de la función jurisdiccional, va a coadyuvar a la optimización del servicio de administración de justicia. Sin dejar de lado que tanto jueces, juezas, como servidores,  justiciables y cada persona que interviene, compartimos solidariamente una cuota de responsabilidad respecto al adecuado funcionamiento del sistema de justicia del país.

 

IJ: Ser Jueza, ¿le da una visión diferente al impartir justicia?

EBA: Tanto el Juez como la Jueza  son conocedores de su entorno, de ahí que no hay que infravalorar  el hecho de que la mujer ingrese a las más altas jerarquías del sistema de justicia, percibimos igual las necesidades de los que acceden a los tribunales de justicia. Debemos partir  que tanto hombres como mujeres por el proceso de sociabilización trasladamos nuestra identidad y valores, de ahí que nuestra decisión se enriquece porque somos ambos reflejo de la propia sociedad, si alguna dificultad se presenta estamos en la obligación de superar los obstáculos que entrampen el impartir  justicia; el Jueza o Jueza siempre debe ver con equidad. Lo que si considero necesario es que debemos promover una política de igualdad de género en el orden judicial.

 

Enlace web IPSO JURE 26: http://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/6cc36e0045a6883b8a3dab4799720f85/revista_virtual_ipso_jure_26_csjla.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=6cc36e0045a6883b8a3dab4799720f85

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: