h1

XII Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional Bogotá, Colombia. 16 de setiembre de 2015. Mañana

16 septiembre, 2015

 

XII Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional

Bogotá, Colombia

16 a 18 de setiembre de 2015[1].

 

IMG_0764

 

Universidad Externado de Colombia.

16 de setiembre de 2015. Mañana.

 

Diego Valadés (México), Presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional

Este evento nos acoge para reflexionar sobre el diseño institucional del Estado democrático. Rinde este Congreso un sentido homenaje a Carlos Restrepo Piedrahita y Fernando Hinestrosa, dos señeras figuras del estudio del Derecho Constitucional.

La cultura mediterránea se transformó en cultura contemporánea, devino en algo complejo. Se han redimensionado sus estructuras en un continente llamado Euro américa. El constitucionalismo moderno se ha ido fraguando en los dos lados de los continentes. El mejor símbolo de esa acción es la Constitución de 1812 y difícil ha sido la edificación del orden constitucional pero,  pesar de ello, esa actividad ha sido portadora de un foco de esperanza. En el contexto de esa idea, sobresalen hoy tres cuestiones: la política, la jurídica y la social.

La política tiene que ver con las libertades y las responsabilidades públicas. Las libertades son más nominales que normativas. En algunos casos las libertades se ven  restringidas. El acceso al poder tiende a ser limitado por razones de riqueza. Nos preocupa la persecución de personas. De otro lado, la arbitrariedad y el exceso de poder son dificultades en el Estado moderno. Es necesario ver aquí como se diseña el Estado democrático. Las minorías no pueden ser avasalladas por las mayorías. Semejantes contradicciones ponen en entredicho el principio de igualdad ante la ley.

El progresivo empequeñecimiento del Estado es otra situación compleja. La cuestión social es medida a través del bienestar colectivo. La inequidad en nuestra región ofrece un panorama de tribulaciones que es necesario superar. Es nuestro deber detener esa inequidad.

La racionalidad del constitucionalismo democrático obliga a superar esos déficits observados. Nuestros problemas anteriores se remontan a alcanzar lo elemental. Ahora planteamos las necesidades propias del constitucionalismo avanzado: convertir las normas en el marco de la democracia. Los constitucionalistas deben estudiar los ordenamientos y proponer su mejora. Lo que debemos hacer es propiciar la distorsión del poder, ponemos a su servicio. Veamos que los juristas irresponsables forjan fantasías.

Hace 25 siglos Tito Livio planteó la necesidad de tres conceptos:  la negociación, la deliberación y el consenso, como ideas originarias del Estado. Macchiavello, Locke y Rousseau aportaron la idea de una posición reformadora específica.

Marx, Engels, Schmitt marcaron una forma de diseñar instituciones. Para Foucault no es la guerra la continuación de la política sino ésta la continuación de la guerra pero por otros medios.

Quizá hemos incurrido en el constitucionalismo del enemigo. Lo importante es advertir que construimos en nuestro tiempo instituciones basadas en la razón. Debemos tener cuidado en no equivocarnos de enemigo. Los supuestos a desarrollar en el constitucionalismo pendiente deben ser las clases sociales.  Debemos oponer la simetría frente a la inequidad social. Los constitucionalistas tenemos una responsabilidad con los principios.

 

Magdalena Correa, Directora del Departamento de Derecho Constitucional (Universidad Externado)

Rendimos homenaje en este encuentro a Carlos Restrepo Piedrahita y Fernando Hinestrosa, quienes han legado a nuestro país sus estudios sobre principios vinculados a las valores de libertad, respeto al oro, democracia, solidaridad, entre otros conceptos. Con este homenaje, su pensamiento está más vivo que nunca.

En el nicho de constitucionalistas parecería ser que estamos de acuerdo en ciertos valores. Pero hay cuestiones que no están tan claras: las herramientas, es decir, las instituciones con las que debemos contar para llegar a esos valores. Observemos que hay valores que no están identificados con la consecución de esos objetivos. Estas cuestiones nos interesan. Los derechos son el horizonte pero hay que indagar sobre las herramientas. Ese es el propósito de este evento.

 

Juan Carlos Henao (Colombia) Rector Universidad de Colombia

Para la Universidad esta fecha es señalada. Confluye en la concepción de este evento la idea de que estas reflexiones sirvan para el diseño del Estado democrático, como hemos llamado a esta actividad. Buscamos respuestas a estas inquietudes. Este gran Congreso reúne a 1200 personas, participan 110 profesores extranjeros, tenemos 24 países hoy presentes. De igual forma,  rendimos homenaje a los maestros Carlos Restrepo Piedrahita y Fernando Hinestrosa. El primero fue el padre del Derecho Constitucional en Colombia. Fue el primero en hacer investigaciones sobre el Derecho Const. Hinestrosa nos llevó a la cúspide como Universidad. Esta casa de estudios cumple 130 años el 15 de febrero próximo. Esta Universidad nació en 1886, en un ambiente autoritario, hoy somos un faro democrático de la República de Colombia, admitimos todas las creencias y géneros, tenemos mente tolerante y respetamos todos los principios confesionales, entre otros principios que cultiva esta casa de estudios.

 

Vicki Jackson (Universidad de Harvard) (en inglés)[2]

Legitimidad constitucional es la idea de mi exposición en esta oportunidad. La democracia y los principios de gobierno han tenido una evolución estrecha en el Estado de Derecho. El establecimiento del Estado de Derecho es una característica  importante de la legitimidad pero no es condición suficiente.

Cambio constitucional, compromiso constitucional, y silencios constitucionales son conceptos correlacionados en el desarrollo de estas ideas.

Los cambios constitucionales han implicado diferentes procedimientos, o bien razones sobre el concepto de mayorías y referendo. Muchas Constituciones hoy establecen diferentes procedimientos de revisión El camino formal hoy en día es una exigencia. En el siglo XIX, la Corte Suprema de EE.UU. estableció criterios sobre las diferencias raciales que se mantuvieron hasta el caso Brown vs Board of Education. Igualmente, los temas de género han sufrido modificaciones que han tenido trascendencia constitucional. Los cambios en el tema racial y de género han significado un reforzamiento de la legitimidad constitucional. Estos cambios generaron luego consensos que han implicado  compromisos constitucionales.

Los silencios se refieren a que los poderes no han ejercido una labor integral, aquella que debían impulsar, incluidos aquí todos los poderes del Estado. Aquí se presentan algunos problemas típicos como la secesión, como ocurrió en EE.UU. en el siglo XIX. Hubo silencio de la Constitución para dar respuesta a este problema desde el concepto de Estado de Derecho.  En los casos de estados de emergencia, también se presenta esta figura si se presentan afectaciones al orden democrático. Es cierto que las Constituciones modernas han previsto estas situaciones. Por ejemplo, el derecho de resistir frente a situaciones que atentan contra el Estado de Derecho. El silencio puede también significar el derecho a decir no. Por ejemplo, ¿en qué medida la gente libremente optaría por decir no frente a determinada situación?

La organización de los movimientos sociales también ha contribuido notoriamente a la legitimidad constitucional. Las Constituciones en algunos casos prohíben cambios. En Sudáfrica, por ejemplo, hay mucha rigurosidad respecto a los cambios.

El Estado de Derecho nos plantea, de igual modo, cuáles principios considerar para reforzar su legitimidad. Igualdad en el derecho en la votación, por ejemplo, es una herramienta que contribuye a su legitimidad.

Las Constituciones así se convierten en transnacionales. Los sistemas a nivel mundial se influencian unos a otros bajo una regla de legitimidad. Se hacen más legítimos a partir de un poder constitucional equilibrado.

Reitero el concepto de compromiso constitucional. Una Constitución tiene que vincularse con el concepto de justicia como herramienta de legitimidad.

 

Jorge Reinaldo Vanossi (Argentina)

Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional

¿Prosigue “de pie” la significación del Derecho Constitucional?

No puede entenderse la era constitucional sin el Derecho Constitucional. Hemos de preguntarnos ¿Por qué la significación de la enseñanza del Derecho Constitucional? ¿Cómo nace la exigencia de la enseñanza del Derecho Constitucional? Por la necesidad de explicar el concepto de Constitución. Se comenzó a codificar la libertad. Comenzaron a forjarse los controles, bajo la idea de que solo la sociedad puede contener todos los poderes. Sin embargo, en contraposición a esa idea, por ejemplo Fernando VII, frente a este fenómeno de la Constitución, apenas llegó al poder, lo primero que hizo fue dejar sin efecto la Constitución de Cádiz. Otro ejemplo: Mussolini, en 1922, tuvo un comentario despectivo hacia la Constitución: dijo, frente a los cambios implementados entonces, que ahora venían los constitucionalistas y los profesores de Derecho Constitucional a objetar nuestra investidura.

EL Derecho Constitucional no se reduce al texto de las Constituciones. No solo refleja principios. Se trata de asir una realidad social subyacente en la que estudiamos más que las normas. La sociología política y la psicología social ayudan a entender el constitucionalismo.

Las mismas normas civiles tienen un fuerte enfoque constitucional. Las Constituciones  no solo aseguran derechos y garantías sino la forma republicana de gobierno.

Los ingleses dicen Liberty como libertad en abstracto, es casi una noción poética; freedom son los derechos concretos, son los derechos subjetivos. La cuestión es cuál es la vara para determinar estos derechos. Kelsen decía que ese derecho subjetivo debía poder ejercitarse ante un tribunal, debía determinarse al responsable de la infracción de ese derecho.

Pueden cambiarse los planes de estudio en el Derecho Constitucional pero no deben sino reforzarse sus principios de estudio. Debemos estar en contra de distorsionar las fuentes del Derecho Constitucional, se debe evitar el neopopulismo, los postulados autoritarios. Los pueblos deben defender a tiempo su democracia. Se necesita evitar hegemonías, debemos impulsar un armónico ejercicio de las facultades.  Dworkin y Carlos Santiago Nino, ya fallecidos, compartiendo la idea de una posición interpretativista, rescataron la relación entre la moral y el derecho. Decía Dworkin que la Constitución era una novela por entregas. Decimos nosotros que la verdad no es excusable.

 

Sesión temática 1

Creación y cambio de las Constituciones.

Manuel Aragón Reyes (España)

¿Cambiar la Constitución para adoptarla o transformarla? Requisitos y límites de la justicia constitucional.

En la reforma constitucional se ponen en juego 2 características a la hora de un cambio: el valor y el riesgo. Valor para cambiarla y riesgo de que el cambio no se haga en las debidas condiciones o acabe siendo un salto en el vacío. Valor y riesgo deben ser tenidos en cuenta para tratar los problemas de la reforma constitucional.

La rigidez dota a la Constitución de significado. Las Constituciones hoy en día son en su mayoría rígidas. El Reino Unido es el ejemplo de Constitución no rígida. La rigidez es una característica del concepto de Constitución. Se cimenta así el concepto de democracia constitucional, lo cual nos lleva a  distinguir la democracia de la Constitución de la democracia en la Constitución. Lo primero dota de valores al Estado constitucional democrático, hay una idea de estructuras que hace sólido el artículo 16 de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Es una de democracia de consensos en la que hay un conjunto de principios, valores y reglas que no están regidos por el principio del pluralismo político simple. La democracia en la Constitución reside en la idea de que las democracias van haciendo el derecho ordinario. Las diferencias entonces en la Constitución con la democracia en la Constitución residen en el control de legalidad de los actos de poder. Ello dota a la rigidez de un sentido importante pues nos pone un problema capital: distinguir reforma de ruptura. Si la Constitución se modifica fuera de los procedimientos establecidos, implica ello una ruptura.

La Constitución no debe regular de modo exagerado la realidad. La pregunta es: ¿La Constitución se adapta o se transforma? El problema a enfrentar es el de los límites en la reforma de la Constitución. Se dice algo incorrecto: al procedimiento de reforma se le llama de límites procedimentales. Pero no es en estricto un límite pues el procedimiento en un Estado de Derecho es fehaciencia y regularidad. Por tanto, es solo un límite figurado, es más bien una condición necesaria del ejercicio del poder. Allí donde hay imites materiales, debemos plantear la legitimidad del control de constitucionalidad. Es un problema axiológico plantear que la Constitución no puede destruirse a sí misma por medio de procedimientos democráticos. Es un problema complicado.

Los problemas de la reforma constittucional deben entenderse en el sentido de que no solo existen garantías, que no solo hay un sistema de garantías sino exige que se entiendan como medios necesarios. La reforma también se da para conservar. Sin garantías jurídicas no hay Constitución. Son condiciones que deben tenerse en cuenta en todos los procesos de reforma. Hay que tocar la Constitución con mucho respeto y solo cuando sea necesario.

 

Ruti Teitel. New York Law School, EE.U.

Justicia transicional y constitucionalismo: una relación compleja.

He de abordar la relación entre constitucionalismo y cambio. Parto de que hay una relación importante entre constitucionalismo y valores de cambio, de continuidad y transformación. La Dra. Jackson abordó el problema de la Constitución  norteamericana. El fin de la 2da Guerra Mundial planteó el concepto de un cambio profundo en las Constituciones.

El constitucionalismo del siglo XXI plantea la idea de un concepto ya antes abordado de Derecho Público. Hay relaciones entre justicia transicional y constitucionalismo. No son dos ideas separadas. Hay mucha influencia entre ambos conceptos.

Tenemos una nueva conceptualización en todas las áreas del derecho. La Guerra Fría implicó un fuerte movimiento de transición. Sudáfrica es un caso de grandes cambios. En América Latina, Argentina es un caso emblemático. Igualmente en los países del este de Europa. A su turno, las Comisiones de la Verdad en diversos países han abordado los proyectos de transformación política.

Las Comisiones de Verdad., Amnistía y Reconciliación, significan a su vez precedentes importantes. Se debe excluir una mala relación con el pasado en razón de los compromisos constitucionales, romper con ese wrong doing en materia de derechos. Las ideas de transformación política se conectan a los valores de moralidad.  Uruguay, Chile y Brasil son otros ejemplos de dinámica surgida en periodos de no transición. No fue solo una deliberación doméstica y política, o de cuánta  transformación política o no. Hay en realidad muchas preguntas más que se deben plantear en un ámbito de post conflictos. Hay algo así como cierto derecho global que está surgiendo. Este orden global no es como dice Habermas, solo un cambio  normativo, o Breyer, quien dice que EE.U. se aisla de un orden global. No hay un ordenamiento centralizado, de orden solo global. Las NNUU no son un orden mundial. Cuánto cambio es una decisión a analizar y por ello es un problema complejo. Planteo una pregunta: ¿es posible que el proyecto constitucional haga solo el proyecto político?

 

Carlos Bernal Pulido (Colombia)

Sustitución de la Constitución y justicia transicional

La justicia transicional alude a mecanismos extraordinarios para alcanzar unos fines de paz estable y duradera, justicia, verdad, reparación, no repetición y nueva legitimidad estatal.

Sudáfrica es un caso especial, en el cual cuando se hace un proceso de justicia transicional, se expide una Constitución  transitoria. Facilita los compromisos constitucionales, con ella es posible negociar más cosas. Colombia ha querido hacer justicia transicional en el contexto de una Constitución permanente.

Justicia transicional significa cambios constitucionales profundos. La idea de una Constitución permanente apela a principios rígidos que intentan establecer una legitimidad estatal duradera. El dilema constitucional de la justicia transicional se genera entonces como tal. La Corte Constitucional tiene la potestad de controlar esos procedimientos.

La tesis de la sustitución constitucional implica que la Constitución puede reformarse pero no sustituirse. Es más, la Corte Constitucional controla si solo se ha modificado la Constitución o se ha procedido a una reforma más allá de la permitida. En su caso, nuestra Corte se opuso a un sistema de hiper presidencialismo. La pregunta es hasta qué punto nuestra Corte puede hacer ese control para sustituir o no la Constitución.

Se presentan entonces varios problemas: si una reforma constitucional menoscaba o no de forma desproporcionada la democracia deliberativa. Luego, si algunos mecanismos de transición (cese de hostilidades, inclusión en la democracia de movimientos armados) sustituyen o no la Constitución y si refuerzan o no la democracia constitucional. Por último, si  desde la perspectiva de la jurisprudencia constitucional (que incorpora al bloque de constitucionalidad el derecho internacional de los dd.hh.) puede aducirse o no que algunos mecanismos de la  sustituyen la Constitución.

Debemos evitar, también, un constitucionalismo abusivo, en el sentido de evitar los mecanismos debidos.

Se formó, al final, un panel en el cual se incluyó a la profesora Vicki Jackson para la discusión de los temas abordados.

[1] Notas referenciales tomadas en base a un resumen de las exposiciones

[2] Traducción libre

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: