h1

IX Congreso Nacional de Jueces del Poder Judicial del Perú. Chiclayo. Agosto 20 de 2016. Sesión final

21 agosto, 2016

Sábado, 20 de agosto 

Sesión final

 

IMG_1877

Exposiciones

 

Independencia del Poder Judicial

 

  • Manuel Atienza (España). Jurista.

La independencia judicial está entre los conceptos de dignidad humana y valores, entre otros, y ello convierte, a veces, estas ideas en peligrosas. Nadie estaría en contra de la dignidad humana. Ocurriría lo mismo con la independencia judicial, y sin embargo, se trata de ideas que exigen cuidado con su empleo.

El Juez Holmes, refiriéndose a las categorías conceptuales que se empleaban en los EEUU, recomendaba que había que “lavar esos conceptos de los juristas en ácido”. Yo diría que habría que usar solo un poco de lejía. Optaré por aclarar los entornos de ese concepto. Para ello, trataré de traer algunos ejemplos que ilustran mi idea.

Tomaré como punto de partida el Código Modelo Iberoamericano de Ética Judicial, cuyo sentido es el de normas deontológicas. Los jueces españoles en su inmensa mayoría ignoran que exista este Código. Su importancia permite entender mejor los problemas atinentes a la independencia judicial. Aborda este Código diversos principios que merecen una lectura cuidadosa, se trata de 13 capítulos y 95 artículos que se afianzan en importancia. El primero de estos Capítulos es la independencia judicial.

Es importante entender a qué apunta este Código en relación a los casos difíciles. Luego, se presenta una definición de los conceptos indeterminados. Luego, siguen algunas reglas específicas que tienen que ver con el tema de los principios. Finamente, aborda las virtudes y los rasgos de carácter que los jueces deben ostentar pues ello facilita el cumplimiento de los principios.

En especial merecen atención los artículos 1 a 8 de este Código, los cuales abordan directamente el tema de la independencia judicial.

Merecen atención la ética kantiana y la utilitarista. La ética aristotélica se vincula con la virtud, significa construirse un carácter moral.  Se exige al juez moderación y prudencia. Con todos estos conceptos, ¿Qué entendemos por independencia?

Mencionaré cuatro problemas. Si Uds. se fijan, hay un esfuerzo por replantear la independencia no como un derecho sino como una obligación de los jueces. El énfasis es importante y sin embargo, de la independencia surgen derechos. Pero al mismo tiempo, también surgen obligaciones, a ser tenidas en cuenta. Se protege al juez pero al mismo tiempo, se garantizan unos derechos para el cumplimiento de los deberes del juez.

Los periodistas deben gozar de libertad de expresión, por ejemplo, pero al mismo tiempo mediante la libertad de expresión se logra una realización de la democracia. Debemos ver la independencia, por tanto, como obligación.

Segunda precisión: el concepto de independencia está en el núcleo del Estado de Derecho. Los jueces deben ser independientes porque si no, no habría un Estado de Derecho. El núcleo es la idea del gobierno del Derecho pero solo se realiza utilizando normas y disposiciones jurídicamente válidas. Ello permite una cierta previsibilidad de la norma, entendida como una seguridad jurídica. La norma no es completa pero aproximadamente debe exhibir sus contenidos sin arbitrariedad. Aquí hay una cuestión fundamental de la independencia. Hacer negocios, por ejemplo, exige Poderes Judiciales independientes pues si no, no hay negocio. No se puede invertir si no hay seguridad jurídica a través de la independencia. Y no solo es un valor económico, también hay un interés de los individuos pues tiene que ver todo esto con los derechos fundamentales. Sin independencia de los jueces, no hay un plan de vida de los ciudadanos. Es una ambivalencia a juzgar.

Si a alguien se le juzga con los criterios establecidos en el Derecho, es válido preguntarse ¿y si son criterios injustos? Si no tenemos valores formales, no podemos tener valores materiales. Sin independencia, no puede haber autonomía de los individuos. Tomar una decisión no debe significar una injusticia. Los derechos del Estado constitucional deben observar una solución justa, o al menos razonable.

Un juez capacitado encontrará una solución de este tipo. Un juez podría dimitir o denunciar lo que sucede en la judicatura cuando estos valores no se cumplen, pero ello no es tampoco una solución  adecuada pues dimitir o denunciar son medidas extremas.

La tercera precisión a hacer es la referencia a esto de apariencia. No basta con que el juez se deje influir sino hay que demostrarlo ante la sociedad. Se dice que la mujer del César no solo debe serlo sino también parecerlo. Esto igualmente debe ocurrir en aspectos profesionales. Un individuo juega un rol institucional. Es importante que la gente pueda confiar en el juez. El juez puede escribir artículos de opinión, dar entrevistas. Esto es, sin embargo y en cierta forma, un riesgo por el nivel de exposición. Los jueces españoles responden que la principal amenaza a la independencia es la prensa. Casos con repercusión mediática implican para los jueces problemas para actuar en contra de esa presión.

Marc Carrillo, estudioso español en relación al derecho a la libertad de expresión, señala que el juez debe gozar de esta facultad en cuanto juez. Éste tiene incluso la facultad de hacer votos disidentes, de ser el caso. Holmes fue un gran disidente. Los votos suyos se convirtieron más adelante en la posición oficial del Tribunal. Si bien un juez no suele ser, por lo general, un académico, sí es verdad que ocupa un rol institucional y por eso debe expresar sus ideas con mucho cuidado.

Otra visión de Carrillo tiene una perspectiva hacia afuera. ¿Puede el juez criticar decisiones legislativas? ¿O puede criticar sentencias de otro juez? Carrillo señala que es mejor que no. Sus críticas jamás deben  ser personalizadas. Debe prescindir de las cuestiones personales y optar por análisis abstractos. Debe haber moderación y prudencia.

Un cuarto extremo del problema que nos ocupa es que el juez no debe participar en cuestiones partidarias.  En esto debe ponerse énfasis. Eisenhower, 34 Presidente de los EE.UU., decía que cometió  grandes errores. Él dijo que nombró a jueces de la Corte Suprema pensando que asumirían una tendencia más moderada y al final, no fue ésta la actitud de éstos.  Nos parece que la referencia es aquí directa a la Corte Warren, la misma que optó por decisiones emblemáticas en elación al tema de los derechos sociales de las minorías negras en EE.UU.

Una quinta situación es denunciar casos de mala práctica. Sobre este particular, moderación y prudencia son dos exigencias en función de la independencia judicial ¿Por qué? Porque los jueces son muy poderosos. El poderoso tiene que moderarse. El juez tiene más poder y no porque lo quiera sino porque la existencia de conceptos indeterminados en la Constitución demanda facultades interpretativas, y exige de los jueces una definición prudente y ponderada de los derechos, muchas veces corrigiendo a otros poderes.

La prudencia no es timidez, no es propia de quien hace un cálculo. Se trata, más bien, de ser capaz de encontrar una solución a un caso concreto.

En esta parte final de mi exposición, tengo cuatro casos que quiero discutir con Uds. en relación a la independencia judicial.

El caso del juez Baltazar Garzón es un primer caso que quiero señalar. Estuvo acusado de tres delitos: haber recaudado fondos para una Universidad de EE.UU. Eso se sobreseyó. Otra imputación fue por escuchas ilegales. El juez Garzón dictó un auto ordenando que se pudiera registrar una conversación y por ello Garzón  fue denunciado. El Tribunal Supremo consideró esta acción irregular. El de más repercusión pública fue el de la memoria histórica, el más relevante, pero por el que no fue condenado.  Una Asociación de descendientes de las víctimas del franquismo inició un reclamo en relación a las muertes del franquismo en la primera mitad del siglo XX, y Garzón dispuso llevar adelante una investigación por los años 1936 a 1951. No había una acusación individualizada. En España había tenido lugar una Ley de Amnistía en 1978, precisamente en relación a estos asuntos. La gente se puso del lado de Garzón. Los jueces por la democracia, una asociación española, señaló que la investigación contra Garzón, atentaba contra su independencia. MI opinión es que Garzón actuó mal. La independencia implica límites. El juez independiente no es el que se guía solo por su criterio sino el que se esfuerza por hacer justicia en el Derecho. La independencia judicial entonces ¿va en contra del activismo judicial?

Otra cuestión a comentar: en el caso Fujimori se acusó al juez Cesar San Martin, de Perú, por interferencia respecto a correos electrónicos de consulta con expertos españoles antes de emitir la sentencia. Esto no era acusación viable. Al juez se le pide adecuada fundamentación y en ello acudir a fuentes de verificación de datos, ideas, nociones, no es una falta a los deberes.

Una siguiente situación: la evaluación integral y ratificación de jueces y fiscales en Perú tiene lugar cada 7 años.  En mi opinión, esto puede entenderse como una espada de Damocles contra la independencia judicial. Esto figura sucede solo en Perú y en parte, entiendo, en Ecuador. No se presenta este procedimiento en otros países. Yo objeto esta figura. Solo las cuestiones graves ameritarían un retiro del juez de su carrera pero no un proceso de ratificación.

Un asunto final: ¿hay machismo en las decisiones judiciales? El comportamiento machista va contra la independencia judicial. Va en desmedro, también, de la igualdad de trato. Infringe, igualmente, la motivación. En España hay algunos casos sangrantes. Se dice que se violó a una mujer de tal o cual forma, pero que ello no revistió gravedad. La discreción no se usa equitativamente, ello lesiona la responsabilidad institucional, incluso va contra los principios de la ética judicial.

Se puede pensar en algunas medidas institucionales, por ejemplo, un cambio de la cultura judicial. Medidas cualitativas, también. Los cursos de formación de jueces pueden tener contenidos ideológicos. Se debe mostrar cómo la motivación exhibirá una especial diligencia. Aquí la función de los recursos debe mostrar un papel educativo. Los jueces no deben ignorar lo que ocurre, no debe optarse por la política del avestruz, me refiero a esconder la cabeza y pretender evitar el hecho de conocer lo que sucede.

Así como mi locutor de presentación, el Dr. Duberlí Rodríguez, hizo referencia a que Blas de Atienza fue el primer alcalde español en estas tierras en el siglo XVI, terminaré yo también  hablando de los incas. Propuse alguna vez que deberíamos tener una cultura judicial “i.n.c.a.”: es decir, por sus propias iniciales, independiente no corrupta argumentativa.

Formuladas algunas preguntas, anoto algunas precisiones: el precedente vinculante puede entrañar un peligro muy grave: el precedente no debería ser una ley, no puede ser un texto canónico. Considero que debe funcionar el sistema de recursos. Debe haber un propio control en el mismo sistema judicial.

Sobre el prevaricato, debo decir que el juez no debe ser un formalista excesivamente. El artículo 40 del Código Modelo refiere que el juez debe sentirse vinculado no solo por el texto de las normas jurídicas vigentes sino por las razones en que ellas se fundamentan. Ejemplo: si está prohibido ingresar en un restaurante con un perro, si pretende ingresar un invidente con un perro guía, pues debe hacerse una excepción. El delito de prevaricato tiene su razón de ser pero no debe llevar a excesos.

Por otro lado, la independencia de cada juez es suya. No es razonable que el poder político pida a los jueces explicaciones sobre sus decisiones. Debe haber una justificación de cuándo y cómo criticar las decisiones judiciales.

Sobre el significado del juez independiente, debemos decir que no debe ser aquel insensato, que proclama que no acepta ninguna presión y así se manifiesta. El juez forma parte de una institución y como tal, está investido de valores institucionales que son  la prudencia y la equidad.

 

Rueda de Preguntas

 

Pausa

 

Comisiones de Trabajo

 

Clausura del evento

 

IMG_1878

El maestro Atienza en la explanada del Museo Tumbas Reales de Sipán, Lambayeque

 

IMG_1874

 

Con el maestro Atienza al concluir su exposición en el Colegio de Abogados de Lambayeque

 

IMG_1873

Cena de bienvenida en Casa Andina- Ex Gran Hotel- Chiclayo, con el maestro Atienza y la Dra Olga Fuentes (España)  

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: