Archive for the ‘m. Archivos importantes revista virtual IPSO JURE’ Category

h1

Revista IPSO JURE 49. Mayo 2020. Centésimo aniversario Corte Superior de Justicia de Lambayeque, Perú.

1 junio, 2020

 

 

 

Estimados amigos:

Dado el contexto de complejidad que viven todos los países del orbe a raíz de la pandemia del COVID 19, realizamos en esta ocasión una breve publicación de emergencia de nuestra revista de la Corte en el marco del primer centenario de nuestra entidad.

Realmente hubiéramos deseado desarrollar un amplio número de publicaciones de artículos y entrevistas, como solemos hacerlo en los aniversarios de nuestra institución desde hace 13 años en que existe nuestra revista, y sin embargo, las condiciones actuales lo impiden. Sin perjuicio de ello, esperamos vengan mejores tiempos y volvamos a ampliar nuestros contenidos.

Valga esta nota, finalmente, para congratularnos por los 100 años de existencia de nuestra Corte Superior de Justicia, desde aquel lejano 23 de mayo de 1920, en que entró en funciones nuestro corpus iuris lambayecano.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

Estimados amigos: 

Habíamos proyectado una edición especial por los 100 años de existencia de nuestra Corte Superior de Justicia, pero la difícil experiencia del COVID 19 en este año 2020 prácticamente desarmó todos los planes trazados para este período, y no solo respecto de nuestra revista virtual, sino también de todo el Poder Judicial del Perú en su conjunto, y extensivamente, de todas las actividades en sociedad, tanto en nuestro país como en otras latitudes. La humanidad así paró en seco y todas las actividades, salvo las más esenciales, se restringieron, imponiendo obligados confinamientos de toda la población, restricción de derechos ciudadanos, y coacción estatal propia en caso de inobservancia.   

La fragilidad que nos impone la amenaza de esta enfermedad, aún sin visos de cura definida,  toca las fibras más sensibles de la humanidad, pues somos la única especie de la naturaleza que brega por no irse, por no partir del entorno que llamamos vida, a pesar de que en estricto tampoco pedimos venir. Pues esa fragilidad ahora es más evidente que nunca, y aunque la población mundial en la actualidad bordee ya la cifra de 7,200 millones de habitantes, toda pérdida de vidas, aún la más mínima por esta dolencia del coronavirus, representa un extremo sensible de nuestra experiencia como sociedad en su conjunto.

A ello debemos sumar, con tristeza, que hoy las pérdidas de vidas humanas, dadas las actuales regulaciones en muchos países, constituyen solo cifras, pues la protección de datos en un contexto tan delicado, ha impuesto la práctica regulada de no ser publicados los nombres de los ciudadanos fallecidos por este mal. Entonces, se nos impone la práctica de un dolor espiritual adicional que implica no saber quiénes partieron, y si acaso fue un amigo, un vecino, un compañero. 

Por lo demás, si a esto le añadimos la prohibición, en otras tantas latitudes, de no inhumar los cadáveres de las víctimas de esta enfermedad, sino de cremar los mismos, prohibiendo a su vez los sepelios con la cercanía de familiares, pues en perspectiva se trata de una muy difícil experiencia que esperamos no nos toque vivir, pero que está a la vuelta de cada esquina, de cada saludo, de cada vez que debemos salir por deberes a la calle, dado el latente riesgo de contagio.

Nos queda entonces mirar adelante y esperar que las complejas curvas de diseminación de este mal y de fallecimientos de personas en todos los países del orbe, se vayan aplanando, lo cual a su vez ansiamos suceda en el más corto plazo. En tanto, cada vida salvada y arrancada de las garras de esta pandemia, constituye un hálito de esperanza al cual con denuedo nos aferramos.

Se nos impone así no perder la calma y nuestro instinto de conservación, así como nuestra fe en un mañana mejor; esto último nos hará superar estos tiempos difíciles de entender, complejos de sobrellevar, pero aleccionadores de templanza, fe y esperanza.

A pesar de estas difíciles circunstancias, permítasenos expresar nuestro mensaje de corazón: ¡Feliz primer centenario de nuestra Corte Superior de Justicia!

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 49 consignamos los siguientes artículos:   

Seguridad, libertad e igualdad: pilares del Estado de derecho

Edwin Figueroa Gutarra

 

 Justicia genética

Manuel Atienza Rodríguez ( España)

 

 El enlace web a esta edición es el siguiente:

https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/b51dfc804e56de42a9a7ab3b4a2af7f0/IPSO+JURE+49+-+2.pdf+versi%C3%B3n+final.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=b51dfc804e56de42a9a7ab3b4a2af7f0

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación virtual que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 50, edición agosto 2020, día del juez, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 04 de julio de 2020.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

h1

Revista IPSO JURE No. 48. Febrero 2020

20 febrero, 2020

 

Estimados amigos:

Los 100 años de creación de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque están a punto de conmemorarse el próximo 23 de mayo de 2020 y parece ya lejano aquel año de 1920, luego de la Primera Gran Guerra Mundial y cuando el planeta entero se aprestaba a poner en vigencia el Tratado de Versalles, en que los vocales superiores de Perú señores Manuel C. Rodríguez, Augusto R. Llontop, Eliseo Pérez  Velásquez y Augusto Ríos,  se congregaron para disponer en Chiclayo la instalación del Tribunal Superior de Justicia de este departamento en el norte de Perú, en cumplimiento de la Ley 4049, expedido por el Gobierno de Augusto B. Leguía.

Esta edición es pues una de pre -aniversario y hemos de desarrollar en las próximas semanas a nivel de Corte, un importante número de actividades, entre protocolares, culturales y académicas, con motivo de nuestro inicio como institución de justicia en esta zona del país. Son nuestros primeros cien años de trabajo con denuedo, esfuerzo y sacrificio, y es misión de este corpus iuris poner de relieve que somos una institución de servicio público. Del pueblo venimos, por el pueblo existimos y es nuestra misión servir al pueblo.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

Qué duda que las experiencias de capacitación para todo profesional resultan siempre harto provechosas, pues se trata de vivencias de estudios, pero a la vez también de enriquecimiento cultural, y en ello va cierto matiz, incluso, de conocimiento de otras formas de pensar, de otras realidades y de diversos enfoques respecto al Derecho, en el caso de nosotros los jueces.  

Nos referimos en específico a la extraordinaria oportunidad que ha significado para la persona de este Director de la revista, haber tomado parte en el último curso de Formación Judicial Especializada 2019 en la Escuela Judicial de Barcelona, programa al cual accedimos en calidad de becarios del Consejo General del Poder Judicial de España.

Ciertamente fue muy enriquecedor tomar parte en la instrucción antes referida, abordando, junto a otros 27 colegas de distintos países de Iberoamérica y también con alumnos de la Escuela Judicial, una visión en esencia del Derecho español durante casi tres meses y medio, comprendidos entre setiembre y diciembre del año que acaba de culminar. Y a nuestro juicio, la parte más enriquecedora de la experiencia fue tomar parte en visitas a diferentes ciudades, entre ellas Madrid, donde tuvimos acceso formal a entrevistas con miembros del Consejo General del Poder Judicial, del Supremo Tribunal, del Tribunal Constitucional y de la Audiencia Provincial de Madrid, a efectos de conocer in situ los sistemas de trabajo de estas importantes instituciones del sistema jurídico español.

Adicionalmente, estuvimos en Estrasburgo, Francia, donde visitamos el Parlamento Europeo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Consejo de Europa. Cerramos nuestras visitas, en diciembre, con una visita final al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, y aunque en verdad fueron días muy lluviosos y de extremo frío, pues las experiencias fueron de suyo muy valiosas.

En Barcelona también hubo visitas de relevancia. Estuvimos en la Ciudad de la Justicia, un extenso complejo de instituciones del sistema de justicia en esa ciudad, y además participamos en visitas guiadas a la Guardia Civil y a la Policía Autonómica de Barcelona, más conocida como los Mossos de Squadra. También hubo experiencias académicas de valor, como un evento referido a los 50 años de vigencia de la Convención Americana de Derechos Humanos en la Universidad Pompeu Fabra, entre otras actividades que la Escuela programó dentro de la actividad becaria.

El balance, entonces, resulta muy positivo, y nos lleva a esa vieja reflexión respecto a si los jueces debemos ser solo muy celosos de nuestro Despacho, o por el contrario, si deben abrir sus experiencias de trabajo, también, a conocer otras realidades, y quizá pueda devenir entonces muy útil, igualmente, conocer cómo trabajan aquellos sistemas jurídicos que hacen las cosas mejor que nosotros, en el sentido de que efectivamente hay una praxis consolidada de los Estados europeos para una capacitación más integral en la formación de sus jueces.

En nuestro caso, nos decantamos por la segunda posibilidad, pues es más congruente con un nivel de exigencias formativas: si queremos mejores elementos para el sistema de justicia, pues es razonable que se invierta en capacitación, o en su caso, en asumir políticas macro de capacitación en el exterior, a fin de que los jueces puedan asumir una visión más amplia del Derecho, y esto en propiedad influye en las propias resoluciones, pues el juez no se ciñe solo a su realidad específica, sino compara, contrasta y contrapone las diferentes respuestas que abordan los ordenamientos jurídicos frente a problemas concretos.

A modo de balance, entonces, y como hemos aseverado en una de nuestras conferencias réplica a propósito de esta experiencia, hemos recomendado, con convicción, a todos nuestros colegas jueces optar y decidirse por tomar parte en este valioso programa de la Cooperación española, en tanto enriquece la perspectiva del juez respecto al mundo del Derecho, confiriéndole una visión más global del mismo. Y como añadido final, pues vaya con énfasis nuestro sentido agradecimiento a la Escuela Judicial por habernos honrado con la experiencia académica de haber podido formar parte de la misma. No descartamos algún día volver a pisar sus aulas otra vez.    

Hasta la próxima edición. 

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 48 consignamos los siguientes artículos:

 

Estudio comparativo entre los sistemas interamericano y europeo de derechos humanos

Edwin Figueroa Gutarra

 

¿Tiene  un futuro  la  filosofía  del  derecho?

Manuel Atienza Rodríguez  (España)

 

A propósito del Decreto de Urgencia n° 016-2020. Los principios del derecho del trabajo no pueden soslayarse

Omar Toledo Toribio

 

El principio de humanidad de las penas: análisis legislativo, doctrinario y jurisprudencial

Martin Tonino Cruzado Portal

 

Las nuevas formas de la relación laboral en la sociedad de consumo

Ronald Fabián Díaz Correa

Hilda Manuela Piscoya Gonzáles

 

El enlace web a esta edición es el siguiente: 

https://tinyurl.com/wvrdwgn

 

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación virtual que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 49, edición mayo 2020, centésimo aniversario de creación de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 20 de abril de 2020.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

 

h1

Revista virtual IPSO JURE No. 47. Noviembre 2019

18 diciembre, 2019

Estimados amigos:

Desde Barcelona, España, hemos concluido la edición No. 47 de nuestra revista IPSO JURE, y en esta oportunidad adjuntamos una valiosa entrevista al profesor español Manuel Atienza Rodríguez, quien gentilmente colabora hace ya buen tiempo con nuestras ediciones trimestrales.

Valga esta breve nota de presentación para testimoniar nuestro agradecimiento a quien, próximo a su jubilación docente en los próximos años, ha trabajado incansablemente por fijar nuevas fronteras para la disciplina de la argumentación jurídica. La docencia, al fin y al cabo, nos reconduce a la importancia de la experiencia en el conocimiento, y el Quijote es muy explícito al decirle a su fiel vasallo: “Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todas son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas”. 

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

El formato entrevistas siempre resulta ilustrativo en una revista u otro medio de comunicación, en tanto nos brinda, si se quiere de forma más humana, una visión del entrevistado. Es cierto pues que los ángulos de la construcción formal de un estudio o investigación se desamoldan en relación a la rigurosidad propia de un estudio a fondo de orden académico y, en ese sentido, los lectores, al apreciar una entrevista, asimilan, aprecian y vivencian una visión más pragmática de la dimensión de persona de quien rinde un cuestionario de interrogantes.

Siguiendo la premisa que antecede, esta edición de IPSO JURE, con la autorización respectiva, incluye una entrevista de Benjamin Rivaya al profesor español, asturiano de origen, Manuel Atienza Rodríguez, quien ha colaborado en forma continua con nuestra revista en los últimos años, describiendo el maestro ibérico una faceta de su vida de estudiante, de sus años de profesor, de las importantes contribuciones desarrolladas en la cátedra de Argumentación de Alicante, y de un modo especial, dos aspectos adicionales: su jubilación en los próximos 3 años, y por otro lado, la proyección de consideración de América Latina que él impulsa para que, en esta parte del globo terráqueo, se impulse el estudio y la misma construcción de estándares propios de una Filosofía del Derecho regional.

Hemos leído con atención la entrevista de nuestro personaje y podemos poner énfasis en la importancia de una vida dedicada a la disciplina de la argumentación jurídica, de las vicisitudes propias de la cátedra en tantos años de dedicación a la formación de futuras generaciones de juristas y, fundamentalmente, de que toda labor de esta naturaleza, por su propia naturaleza, tiene un ciclo de evolución, particularmente muy humano, y que llega también el tiempo de ordenar, de una forma más sistemática, formar a las nuevas generaciones de reemplazo, y que ellas vayan tomando nuestros puntos de labor en algún momento de la travesía académica que constituye el tramo final de la cátedra.

A nosotros solo nos queda agradecer al maestro Atienza el considerable número de aportes de estudio para nuestra revista, y ciertamente albergamos la esperanza de que esos aportes continúen, pues llegado un profesor a un ciclo de vida determinado, es natural se indague éste cuál es el balance de su trayectoria de vida, de sus estudios muchas veces sin fin, y si al respecto los valiosos elementos de reemplazo han de seguir las líneas de comando académico que tantos años nos ha costado, en tiempo de vida, en tendencias e ideas defendidas, y en tesis finales de construcción y concepciones doctrinarias propias, desarrollar.

Por otro lado, la profusa obra académica del profesor Atienza ha contribuido a nuestra formación docente en Argumentación, incluso prologando un libro nuestro, y eso es un gesto que desde ya siempre sabremos valorar. El paso por la vida puede denotar importantes vivencias de orden trascendente: tener un hijo, sembrar un árbol, y escribir un libro. A ello podemos sumar, con convicción de vida, la trascendencia de las ideas que legamos. Nuestro amigo y profesor Manuel Atienza puede respirar, con emoción y satisfacción relevantes, respecto a este cuarto ítem, en el cual ha bregado a lo largo de tantos quinquenios de docencia.     

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 47 consignamos los siguientes artículos:   

El proceso de habeas corpus y su dimensión actual: entre la máxima protección de la libertad individual y las limitaciones de razonabilidad 

Edwin Figueroa Gutarra

 

Una visión iusfilosófica del Derecho

Manuel Atienza Rodríguez (España)

 

El enlace web a esta edición es el siguiente: 

https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/cf41a6004c65b6a58afaebe93f7fa794/REVISTA+IPSO+JURE+47.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=cf41a6004c65b6a58afaebe93f7fa794

  

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 48, edición febrero 2020, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 25 de enero de 2020.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

h1

Revista virtual IPSO JURE No. 46. Agosto 2019. Edición Día del juez

24 julio, 2019

 

 

Estimados amigos:

IPSO JURE se suma a las celebraciones por el día del Juez el próximo 04 de agosto y aporta varias reflexiones en este número especial sobre el rol del juez.

Uno de nuestros artículos más significativos en esta oportunidad es un estudio del profesor español Manuel Atienza Rodríguez, quien distingue siete tesis en relación al activismo de los jueces, propuesta que puede ser entendida desde un énfasis argumentativo significativo en relación a los derechos fundamentales.

Y desde ese eje de reflexión viene a comentario uno de los ejemplos más ilustrativos de jueces activistas como aquel que en su momento significó la Corte Warren en Estados Unidos entre los años 1953 a 1969, Tribunal que promovió una significativa defensa de los derechos sociales en el vecino país del norte. De esa forma, el caso Brown vs Board of Education (1954) representa una de las más relevantes decisiones de jueces activistas a favor de las minorías raciales y en suma pone de relieve un punto central: ¿cuál debe ser la actitud de los jueces frente a los derechos fundamentales? ¿Legalista? ¿Activista? ¿Abstencionista? Son opciones que, a juicio nuestro, vale a la pena escrutar.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

El día del juez representa una ocasión de suyo especial para realizar un balance sobre el desarrollo de la justicia en nuestro país, y, desde esa perspectiva, creemos que es importante asociar esta cuestión, como punto especial de reflexión en esta fecha, al tema de acceso a la justicia respecto de las plataformas tecnológicas de información.

Sin duda la innovación tecnológica representa un factor importante para el acceso a la justicia. Antes, la indispensabilidad de la información escrita constituía, por excelencia, el principal referente y fuente de difusión de las normas. Hoy, una estructura tecnológica importante permite el acceso a un gran número de resoluciones judiciales en el Perú a través del Sistema Integrado Judicial SIJ, y esto constituye una manifestación importante de tutela del derecho de acceso a la información pública.

Lejanos son ya los tiempos en los cuales la sentencia del juez solo era de conocimiento de las partes y del magistrado responsable. La sociedad guardaba un velo de desconocimiento respecto a lo que podía ocurrir en los procesos, a menos que dicha información se hiciera pública. Hoy en día un proceso termina y una de las primeras tareas del juez es colgar su decisión en el respectivo sistema, y ello es de acceso general para toda la comunidad jurídica. Esta cuestión democratiza el acceso a las resoluciones judiciales y por cierto, factor complementario de importancia a considerar es que el juez es más cuidadoso de la información que le corresponde colgar, y por ende, procura mejorar sus estándares de argumentación, dado que toda decisión en el SIJ es pública.

Por otro lado, el factor tecnológico nos lleva también a otea cuestión de interés: ¿podrá avanzar tanto la tecnología y con ella, la inteligencia artificial, de tal modo que pueda reemplazarse al juez en la adopción de decisiones. Existen ya softwares que pueden digitalizar en cuestión de segundos universos de jurisprudencia vinculados con el caso concreto a resolver. A su vez, ya la inteligencia artificial puede brindar soluciones en los casos fáciles respecto de la solución más trabajada en el caso en concreto. Sin embargo, creemos que la complejidad de los casos difíciles y trágicos, si seguimos a Manuel Atienza, hacen indispensable, por ahora, la intervención del juzgador.

La interrogante a discernir es: ¿por cuánto tiempo más existirá esta función de indispensabilidad del juzgador respecto a los casos más exigentes? O en su caso, modificamos la pregunta: ¿podrá la inteligencia artificial evolucionar más allá de los propios límites que la inteligencia humana le asigna? Sin duda, son cuestiones que la ciencia en el futuro habrá de discernir progresivamente. Es una tarea ciclópea pretender construir un sistema en el cual 1000,000 millones de neuronas(número de neuronas con las cuales una persona nace), puedan interactuar a través de conexiones como sinapsis y sin embargo, atendamos al hecho concreto de que la tecnología entra cada vez más, y con más fuerza, a nuestras vidas, así como la inteligencia artificial avanza a paso firme y seguro hacia la conquista de cada vez más funciones antes exclusivamente asignadas a los seres humanos. Incluso el concepto de vida privada hoy se ha relativizado con la existencia de las redes sociales y todos nuestros actos, decisiones o conductas, de alguna manera dejan huella en el ciberespacio.

Lo antes anotado representa una interacción entre el presente y el futuro. Por ahora, celebremos un Día del juez en el cual la sociedad aún considera necesarios e indispensables a los jueces, y nosotros pretendamos servir a la sociedad como guardianes y no dueños de la Constitución – Hútern der Verfassung und nicht Herren der Verfassung- aforismo este último que, en célebres menciones de Schmitt, Lucas Verdú y Landa Arroyo, traducen una férrea defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Feliz Día del Juez.

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 46 consignamos los siguientes artículos:

 

Estado de cosas inconstitucional y jueces ¿relaciones de exclusión o complementariedad ?

Edwin Figueroa Gutarra

 

Siete tesis sobre el activismo judicial

Manuel Atienza Rodríguez (España)

 

El empleo público y la ley 24041

Luis Alberto Lalupú Sernaqué

 

El problema de la cientificidad del Derecho

Hugo Lamadrid Ibáñez

 

Subsunción y ponderación aplicada al Derecho Penal

Estefany Carrión Suarez

 

El enlace web a esta edición es el siguiente: https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/CorteSuperiorLambayequePJ/s_csj_lambayeque_nuevo/as_servicios/as_enlaces_de_interes/as_revista/

  

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 47, edición noviembre 2019, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 01 de octubre de 2019.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

h1

Revista virtual IPSO JURE No. 45. Mayo 2019. Edición aniversario. Corte Superior de Justicia de Lambayeque.

5 junio, 2019

Estimados amigos:

Comprometidos con mejorar el servicio de justicia es el lema que identifica las celebraciones que apuntan al próximo centenario de nuestra añeja Corte Superior de Justicia en Lambayeque hacia el año 2020, y resulta ciertamente de suyo válida dicha reflexión pues el servicio de justicia es una exigencia axiológica al Estado.

En tanto, este 99 aniversario constituye una antesala de renovación de compromisos y como tal, proyectamos ediciones que pongan de relieve la existencia del Poder Judicial como institución que legitima las bases del Estado constitucional. Ya hacia 1789 Hamilton en EE.UU. sustentaba, a través de “El Federalista”, la exigencia de que este Poder llamado contramayoritario realizara control constitucional por sobre el poder mayoritario que representaba el Parlamento, y bajo una sola razón: son los jueces a través de su fallos quienes legitiman la Constitución. Bajo esa pauta, es nuestra aspiración llegar al centenario de existencia institucional afianzando las bases de nuestra legitimidad como Poder del Estado.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

La Corte Superior de Justicia celebra el 23 de mayo de 2019 su nonagésimo noveno aniversario de creación institucional. Tan singular fecha nos lleva a reflexión en el sentido de qué se espera de los jueces a raíz de tan magna fecha, en el caso nuestro a casi una centuria de actividad jurisdiccional, pero la proyección es general cuando nos ocupamos de la labor de los jueces con criterios macro y, entonces, la mira no es solo respecto de estos lares sino se trata de una proyección de responsabilidades en la escena contemporánea.

Ya el barón de Montesquieu perfilaba hacia el año 1754 en “El Espíritu de las leyes” que los jueces eran seres inertes e inanimados que solo pronunciaban las palabras de la ley y la concepción al respecto de un juez como “bouche de la loi”, o boca de la ley, era consecuencia de esa otra concepción de “poder nulo” que signaba el pensador francés respecto a los jueces. Y fundamentaba que se trataba de un poder nulo en razón de que tan solo aplicaba la ley, y no debía ocurrir siquiera acaso pensar que pudiera tener una función interpretativa de la ley, menos aún representativa de un Poder del estadio.

En rigor, es el mismo Gargarella quien reseña, en los albores de la Revolución Americana de Independencia, allá por fines del siglo XVIII, que con motivo de la ratificación de la Constitución americana por la población de Nueva York, el cuestionamiento de representatividad de los jueces era enfático por parte de la crítica en el sentido de que se trataba de un poder antimayoritario, es decir, contrario a lo que implica un poder que emanaba de las decisiones de elección de las mayorías, y por tanto, al ostentar esa condición antimayoritaria, pues no podían pretender prevalecer sobre los Poderes Ejecutivo y Legislativo en cuanto a funciones de corrección, leamos aquí de control constitucional. Al respecto, Hamilton, Madison y Jay, los pensadores y promotores de “El Federalista” argumentaron que no se trataba de un Poder que prevalecía sobre otros, sino que puntualmente la labor contralora de los jueces, en propiedad, legitimaba la misma Constitución. Por lo tanto, se trataba de una labor de legitimación y no de competencia de poderes.

Ya en el siglo XX a raíz de la famosa polémica entre Kelsen y Schmitt en los años 30 y respecto de quién debía ser el defensor de la Constitución, pues nos queda en claro la idea de la representatividad de las ideas de Schmitt, en cuanto a que si bien no podemos hablar de un Estado jurisdiccional como tal, o de gobierno de los jueces, pues sí podemos aludir a una especie de funcionarios que sin ser gobernantes, sí  ejercen actos de gobierno. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando ocurre que deben realizar los jueces control de constitucionalidad respecto de normas que vulneran la Constitución y  cuando puntualmente deben enmendar, de esta forma, decisiones de los Poderes Ejecutivo y Legislativo que van contra los principios, valores y directrices que alberga nuestra Norma Fundamental.

Y los ejemplos al respecto podrían continuar, siempre bajo la premisa de ese necesario deber de protección de los jueces frente a la vulneración de los derechos de los ciudadanos. Y sin embargo, cuanto creemos importante en estas líneas de aniversario, es la exigencia moral de destacar un deber material del juez para con su comunidad. Y ello se realiza, como lo enuncia Atienza Rodríguez, a través de un activismo judicial restringido que, en síntesis, enuncie un compromiso activo de los jueces frente a los derechos fundamentales, y de otro lado, que en esa necesaria tarea contralora y de defensa de los derechos, pues exista, en forma simultánea, un deber material de restringir los actos jurisdiccionales a la naturaleza de las cosas. De allí se crea la exigencia de una línea de equilibrio en la defensa de los derechos y de ahí nace la idea de un deber de defender derechos que son conculcados, pero al mismo tiempo, se exige que esa defensa se realice dentro de una línea de necesaria mesura de definición de los derechos en pugna.

Por tanto, corresponde al juez una labor no solo compleja sino de afianzamiento de  los derechos como tales, buscando su punto más óptimo, cual teoría de Pareto, por el lado de la maximización del contenido material de los derechos. Es ciertamente una tarea compleja pero por cierto valedera. La historia de los derechos es taxativa al respecto: o los defendemos o los preterimos. No hay punto medio ni de renuncia a los deberes que nacen, en la tarea jurisdiccional, de dar en justicia lo que a cada quien lo que le corresponde.

Feliz XCIX aniversario, Lambayeque.

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 45 consignamos los siguientes artículos:

 

La migración internacional masiva irregular. Retos y desafíos para los derechos humanos

Edwin Figueroa Gutarra

 

Un supuesto enigma jurídico: el orden público

Manuel Atienza (España)

 

El Poder Ejecutivo en el Perú y el Parlamento

Sofía del Carmen Vásquez Bocanegra

 

Derecho al voto voluntario

Jennifer Dely Vilca Huaman

 

Los derechos fundamentales

Ariana Cabrejos Mego

 

El enlace web a esta edición es el siguiente: 

https://bit.ly/313Icc3 

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 46, edición Día del Juez,  y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 01 de julio de 2019.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

h1

Revista virtual IPSO JURE No. 44. Febrero 2019. Corte Superior de Justicia de Lambayeque

20 marzo, 2019

 

 

Estimados amigos:

Así como el maestro italiano Norberto Bobbio acumuló la famosa frase del gobierno del poder público en público, al referirse a la exigencia de transparencias en una democracia ideal, adopta  ese mismo pauteo IPSO JURE como revista, para apuntalar trimestralmente las reflexiones de jueces, fiscales y académicos del Derecho, en el propósito de brindar una renovada imagen de las última reflexiones en diversas materias  jurídicas.

De esa forma, nuestra edición No. 44 examina temas novedosos como una visión científica del Despacho Judicial, a través de un estudio sesudo del Dr. Jorge Salas Arenas, Juez Supremo de Perú. Igualmente, consignamos un estudio de la cuestión de confianza por parte del distinguido maestro constitucionalista peruano Domingo García Belaúnde. Adicionalmente, por nuestra Corte Superior de Justicia de Lambayeque, destaca un análisis del Dr. Carlos Silva Muñoz, quien efectúa una interesante contraposición entre las nociones de cosa juzgada e impuesto a la renta.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

Nuevos vientos se avizoran en la judicatura con la creación de la Junta Nacional de Justicia JNJ, órgano constitucional autónomo que reemplaza al fenecido Consejo Nacional de la Magistratura CNM, y varias interrogantes acuden a nosotros dadas las implicancias constitucionales de estas modificaciones.

En primer lugar, habrá que velar porque no sea solo un cambio de denominación. Nos explicamos. El sistema de nombramiento de magistrados del ex CNM no era en propiedad contrario a las reglas de la razonabilidad de una democracia de decisiones despolitizadas, pues la decisión de 7 consejeros para el nombramiento de un juez matizaba la participación de distintos entes del Estado y la sociedad civil. En rigor, el sistema del ex CNM era sustantivamente bueno, y la JNJ, al seguir un esquema de igual participación democrática, conserva ese rasgo de independencia en la elección de magistrados.

Esta cuestión nos lleva a concluir en el asunto relevante de que cuanto es necesario afinar es propiamente la calidad del componente humano en la elección de consejeros, un aspecto que esperamos pueda afinar bien la nueva JNJ, a fin de que no solo apreciemos el cambio de denominación de una institución, sino que efectivamente pueda optarse por elegir buenos integrantes de una nueva institución, ahora encargada de la compleja tarea del nombramiento, ratificación y destitución de jueces y fiscales.

En segundo lugar, creemos que es una cuestión de relevancia que sean los mismos magistrados quienes participen en forma activa en la definición de los rasgos esenciales de la nueva JNJ, y si bien es cierto que existe ya un referéndum que decide la creación de esta institución, es necesario que el debate de la configuración, funciones y desarrollo del nuevo ente cuente con los partícipes propios de los sistemas de trabajo de la JNJ. ¿Por qué? Porque un diseño teórico externo, esquemático y sistemático de la evaluación de magistrados, siempre será un intento de aproximación, quizá bueno, a la labor de jueces y fiscales, pero es solo con el concurso de estos últimos que puede entenderse descrita idóneamente la realidad propia que ha de ser objeto de evaluación.

Adicionalmente, si bien es cierto que se ha aprobado también la evaluación parcial de magistrados cada tres años y medio, sistema que se añade a la ratificación cada siete años, no olvidemos que ya el Tribunal Constitucional declaró antes inconstitucional el sistema de evaluación parcial en la STC 006-2009-AI/TC, de fecha 22 de marzo de 2010,  en la demanda de inconstitucionalidad contra la Ley de Carrera Judicial, por tratarse de una institución no prevista en la Constitución de 1993. En consecuencia, este es un aspecto enteramente discutible dentro de las nuevas funciones de la JNJ, dado que ya existe pronunciamiento de fondo del supremo intérprete de la Constitución sobre este ítem.

Para concluir, ¿es necesaria una prueba del polígrafo para quienes pretendan acceder a la judicatura, como se propone en los proyectos de evaluación? A juicio nuestro, es una propuesta enteramente discutible pues la prueba del polígrafo adolece de fundamentos de razonabilidad y proporcionalidad, al estar teñida de una sospecha de inconstitucionalidad, dada su característica de mecanismo vulneratorio de los derechos fundamentales, aspecto que nos conduce a un cuestionamiento sustantivo de la prueba propuesta.

Confiemos en la labor de los jueces. Impongamos los necesarios controles para que el ejercicio de la judicatura se conduzca por una vertiente de constitucionalidad pero excluyamos, en ese propósito, mecanismos enteramente ajenos a los derechos fundamentales de los magistrados.

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 44 consignamos los siguientes artículos:

 

Ensayo sobre racionalización de la carga judicial por tipo de órgano judicial, especialidad y nivel, bajo criterios cualitativos y cuantitativos

Jorge Luis Salas Arenas

 

Más sobre la cuestión de confianza

Domingo García Belaunde

 

Cosa juzgada vs impuesto a la renta

Carlos Silva Muñoz

 

Las formas modernas de trabajo forzoso y la trata de seres humanos

Edwin Figueroa Gutarra

 

El fin de la discriminación entre brasileños y extranjeros: protección a la mujer extranjera empleada

Lorena de Mello Rezende Colnago

 

El impacto sociojurídico de la defraudación al régimen contributivo de seguridad social en salud

Danna Valery Rojas Regalado

 

La presunción de laboralidad en la Nueva Ley Procesal de Trabajo

Stalin Pérez Alarcón

 

La necesidad de motivar la resolución judicial que reitera un mandato de inscripción registral, en los embargos de bienes cuando el deudor ya no es el actual titular registral

Deysi Libertad Rios Quispe

 

El delito de prevaricato de aquellos magistrados (jueces y fiscales ) que resuelvan apartándose e inobservando las reglas establecidas como precedentes vinculantes por parte del Tribunal Constitucional Peruano

Sirley Ileana Espinoza Zapata

 

NLPT: Vulneración al principio del debido proceso en la revisión de la contestación de demanda en el proceso abreviado laboral

Edinson Samier Alemán Chorres

 

El V Pleno Jurisdiccional Supremo Laboral y el tratamiento de la indemnización en los casos de despido incausado y fraudulento

Luis M. Liza Castillo

 

El monopolio de la reparación civil en los delitos ambientales

Jorge Marcelino Pérez Toro

 

El enlace web a esta edición es el siguiente:

https://goo.gl/v6TDHb 

 

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 45, edición virtual LVC aniversario de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 25 de abril  de 2019.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

 

 

h1

Revista virtual IPSO JURE No. 43. Noviembre 2018

17 diciembre, 2018

 

Estimados amigos:

Desde que en 1881 en su  obra magna “The common law” Oliver Wendell Holmes, luego juez de la Corte Suprema de EE.UU., afirmara que el Derecho no solo era solo lógica sino mas bien experiencia, mucho ha transcurrido desde entonces para otorgarle al Derecho un carácter realista antes que formalista.

Nuestra revista IPSO JURE sigue la misma lógica de pensamiento y antes que el esquema formal, la rigidez y la excesiva ritualidad de las reglas, cree que es pertinente atender al contexto de las situaciones fáctico jurídicas, a la vigencia material de los principios, y al espíritu dinámico de la ley. Es por ello que el desarrollo de muchos de nuestros artículos pretenden recoger esa visión de cambio, evolución y nuevos paradigmas del Derecho mismo.

 

PALABRAS DEL DIRECTOR

Nuestro país vive tiempos difíciles a raíz de las crisis institucionales en los poderes del Estado y como consecuencia de ello, diversas medidas vienen siendo adoptadas, entre la reorganización del Poder Judicial, la reformulación de las competencias de los Poderes Legislativo y Ejecutivo, y prevalentemente, la reforma de nuestra Carta Política de 1993, uno de cuyos temas centrales es el ejercicio del próximo referendo aprobatorio de las modificaciones a nuestra Constitución.

El referendo es, en propiedad, una herramienta de ejercicio de la democracia directa. Desde que los griegos se reunían directamente en sus plazas denominadas ágoras, la democracia ha venido adoptando diversos medios de manifestación, entre la democracia propiamente directa y la representativa, esta última de suyo necesaria dada la evolución in crescendo numérica de los grupos humanos. En ese  sentido, si 300 ciudadanos se podían reunir en una plaza griega, y podían adoptar una decisión directa con el beneplácito de la mayoría, pues el crecimiento de las poblaciones en el mundo hizo se generara la necesidad impostergable de usar medios de representación, y he ahí el origen de nuestros Parlamentos como medios de representación de las decisiones de las mayorías.

De esa forma, las mayorías han conservado su espacio de expresión directa, objetiva y evidenciable de las decisiones de fondo respecto a los destinos de una democracia, y bajo esa pauta, las elecciones constituyen un modo de manifestación de la esencia de la democracia, esto es, la elección universal bajo los caracteres de un voto libre, consciente e informado. Y junto a esa expresión de democracia, un poder constituyente por naturaleza propia, encontramos la valía mayoritaria del referendo, mecanismo de manifestación que expresa la respuesta de un universo de ciudadanos respecto a una política pública determinada. Desde esa perspectiva, el referendo se convierte en una herramienta de expresión de la voluntad popular y merece una categorización como medio de manifestación universal.

Sin perjuicio de lo expresado, ¿ es la decisión adoptada en referendo, precisamente por ser universal, una verdad inatacable? Anticipamos una respuesta en sentido negativo. La doctrina del Derecho constitucional contemporáneo distingue, siguiendo ideas de Konrad Hesse y Prieto Sanchís, que no existen zonas exentas de control constitucional, y por tanto, aún las decisiones adoptadas en referendo, quedan sujetas, eventualmente, a control constitucional. A ello debemos agregar, rompiendo los parámetros de la Teoría política, que el pueblo se convierte en poder constituido al expresarse en un referendo, pues su decisión queda sujeta a los parámetros de constitucionalidad y convencionalidad que hoy las democracias exigen. Baste enunciar, para una muestra de lo afirmado, los casos Gelman vs Uruguay, y FONAVI en Perú, para reafirmar que el ordenamiento jurídico, al estar impregnado de constitucionalidad, no puede constituir un espacio prohibido para la función correctora de la Constitución, si el caso lo ameritara.

Por tanto, es importante construir adecuadamente los parámetros de referencia de una consulta popular como la que se proyecta en nuestro país. No dudamos de que un ejercicio irracional de tendencias contrarias al espíritu o Volksgeist de la democracia, pudieran acaso desnaturalizar el referendo, y de seguro, provocar que nos encontremos frente al Ulises desatado de Elster, caso en el cual las consecuencias pudieran ser impredecibles, pues terminarían por minar los mismos cimientos de la democracia. Creemos que se hace necesario, indispensable e impostergable, construir las bases de discusión de una adecuada consulta, a fin de que signifique el referendo a ejecutar una decisión realmente de moderación, prudencia y equilibrio. Es una necesidad que nuestra joven democracia no se puede dar el lujo de eludir.

Hasta la próxima edición.

Edwin Figueroa Gutarra

Director

 

En este número 43 consignamos los siguientes artículos:   

 

Aportes y disensos de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en la protección y desprotección de los derechos del trabajador

Edwin Figueroa Gutarra

 

Más sobre la cuestión de confianza

Domingo García Belaunde

 

El control de convencionalidad como instrumento de protección de derechos

Stalin Pérez Alarcón

 

El V Pleno Jurisdiccional Supremo Laboral y el tratamiento de la indemnización en los casos de despido incausado y fraudulento

Luis M. Liza Castillo

 

En el ámbito registral, la reserva de nombre. ¿se computa en días hábiles o naturales? La aplicación supletoria del Código Civil

Elvis Vásquez Balcázar

 

Derecho internacional y su recepción en el ámbito interno: se debe aplicar el control interno de convencionalidad o el control de constitucionalidad por parte de los magistrados

William Mijahuanca Cajusol

 

La vulneración del derecho a la identidad del menor en los casos de impugnación de paternidad matrimonial

María Alejandra Tantaleán Mesta

 

La mala praxis de los medios impugnatorios en el proceso judicial

Gustavo Alonso Coronado Zeña

 

El enlace web a esta edición es el siguiente: 

https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/bcc574004811c451b9cebb1612471008/IPSO+JURE+43+Versi%C3%B3n+final.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=bcc574004811c451b9cebb1612471008

 

Nuestra revista, gracias a la vía rápida de comunicación que permite la Red Latinoamericana de Jueces REDLAJ, llega, además de Perú, a otros 18 países de Iberoamérica, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana,  Uruguay y  Venezuela.

En adición a lo indicado, es grato para nosotros de igual forma invitarlos a escribir un artículo para nuestra edición IPSO JURE 44, edición virtual febrero 2019, y fijamos como plazo de cierre de recepción de artículos el próximo 31 de enero de 2019.

La invitación es extensiva a jueces, fiscales, abogados y académicos del Derecho. La extensión de los artículos es de hasta 20 páginas, arial narrow 11, espacio sencillo. Se enviará el artículo y una foto digital tamaño carnet a la dirección de correo electrónico estudiofg@yahoo.com, incluyendo nombres completos, teléfono y correo electrónico para fines de verificación. La dirección de la revista emitirá un correo de confirmación de recepción del trabajo.

Agradecemos su gentil atención.

Saludos cordiales, 

Edwin Figueroa Gutarra

Director revista IPSO JURE

Juez Superior

D.J. Lambayeque

Perú 

 

I·CONnect

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

La Mirada de Peitho

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

2018 Posts - IACL-IADC Blog

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI

Argumentos en Derecho Laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Justicia en las Américas

Blog de la Fundación para el Debido Proceso

Blog of the IACL, AIDC

a network of constitutionalists from countries throughout the world

Pensamientos de Derecho Constitucional

Retos del constitucionalismo en el siglo XXI